Debemos acostumbrarnos a la nueva realidad

Ya vamos más de dos años de pandemia provocada por la COVID-19, algo nunca imaginado por ninguna persona, autoridades o Gobierno del mundo, pero sin duda después de estos dos años nos queda mucho por aprender, rehacer y sobre todo prevenir.

Cuando iniciamos la pandemia todos hablaban del tiempo que tomaría esta situación, unos hablando en semanas, otros de meses y otros incluso de años. Ahora vemos que los que aseguraron que años acertaron, y es que según los científicos esto no acabará en corto plazo, es más el virus nunca se irá, sino que debemos aprender a vivir con ello. Es muy probable que este se vaya debilitando, pero hasta que eso pase los seres humanos a nivel mundial deberán aprender a vivir en esta nueva realidad que irá en aumento de teletrabajo, reducción de aforos, tiempo de estabilidad donde todo parece que mejora y después regresa otra emergencia.

En todo este contexto apocalíptico, muchos se preguntan si podemos hacer algo para que esto no vuelva a pasar, y la verdad es que no, la humanidad ya ha pasado por varias pandemias, pero nos queda algo claro que todas en algún momento han terminado.

Pero no todo es negativo, la pandemia nos deja muchas enseñanzas una de ellas es que el mayor enemigo del ser humano es propio ser humano, millones de personas con teorías cantinflescas conspirativas hasta hoy no han accedido a la vacunación poniendo en riesgo a otras personas. Y la otra cara es todos los países que aún no tienen acceso a la vacuna por el acaparamiento de los países ricos. ¿Qué pasaría si aparece un virus que de verdad los humanos no podemos controlar?

Es importante que las autoridades mundiales desapegadas de ideologías, creencias y teorías creen lineamientos del manejo de pandemias a nivel mundial.

David Lema Burgos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: