Estudio registra diversidad de pequeños mamíferos no voladores en Bosque Protector Cerro Blanco

Un estudio desarrollado por la Fundación Desarrollo y Biodiversidad (FUNDEBIO), Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO), Observatorio de Biodiversidad, Ambiente y Salud (OBBAS), y Universidad de Guayaquilregistra nueve especies de pequeños mamíferos no voladores, añadiendo tres especies (Aegialomys baroni, Rhipidomys latimanus y Sigmodonperuanus), en el Bosque Protector Cerro Blanco, provincia de Guayas,

Según los investigadores, Ronald Bravo-Salinas, Jorge Brito, Miguel Pinto yJaime Salas, las especies más frecuentemente capturadas para la elaboraciónde este estudio (M. simonsi, A. baroni y P. decumanus) se encontraron en tres áreas de muestreo con diferentes tipos de cobertura vegetal (bosques secundarios maduros en recuperación y áreas fragmentadas), lo que indicaría que estas especies son tolerantes a los cambios ambientales.

Cabe destacar el registro de Aegialomys baroni. Puesto que en Ecuador, esta especie se ha reportado previamente solo en las provincias de El Oro y Loja. El registro en Cerro Blanco se encuentra a una distancia significativa de las localidades conocidas más cercanas: 206 km al N de Alamor (provincia de Loja, Ecuador), y 150 km al N de Positos, Zarumilla (Perú). Este nuevo registro podría indicar dos situaciones: A. baroni y A. xanthaeolus son simpátricos y se superponen en términos de distribución en las tierras bajas de la costa suroeste de Ecuador, o A. xanthaeolus tiene una mayor variabilidad fenotípica de lo esperado.

La presencia de los roedores invasores Rattus rattus y Mus musculusconstituye una amenaza para las áreas protegidas y puede indicar alteraciones ecológicas. Los roedores introducidos son huéspedes de patógenos y son altamente competitivos, desplazando a las especies nativas e incluso depredando sobre ellas. Presumen que su presencia en Cerro Blanco se debe a los asentamientos humanos irregulares y a las conexiones con carreteras secundarias, que facilitan su desplazamiento.

El estudio recomienda la continuación de los programas de inventario y monitoreo en Cerro Blanco y la expansión de estos esfuerzos a otras localidades de la Cordillera Chongón-Colonche, una cordillera extraandina de baja elevación y alta biodiversidad que lamentablemente enfrenta una intensa presión humana.

Estudios básicos sobre mamíferos pequeños no voladores son escasos en el occidente de Ecuador, siendo evidente un vacío en el conocimiento sobre esta fauna en la región. Estos organismos son clave en procesos ecológicos importantes y pueden verse afectados por distintos impactos antropogénicos.

Esta investigación fue publicada en la revista Mammalia aequaorialis:https://mamiferosdelecuador.com/mammalia-aequatorialis/index.php/boletin/article/view/41

El INABIO es una institución que busca generar conocimiento y desarrollar ciencia, tecnología e innovación que requiere el Estado ecuatoriano para garantizar la conservación de su patrimonio natural mediante el uso soberano, estratégico y sustentable de la biodiversidad y sus componentes para la consolidación de la sociedad del buen vivir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: