Marcación y trazabilidad fiscal genera preocupación

Los requerimientos técnicos específicos que definió el Servicio de Rentas Internas (SRI) para la provisión de los servicios de marcación y trazabilidad fiscal de productos sujetos al Impuesto a los Consumos Especiales (ICE), y que deberán contratar directamente los productores e importadores, contienen inconsistencias que impedirán el objetivo de controlar el correcto pago de los tributos y luchar de forma efectiva contra el comercio ilícito, dice un experto tributario internacional.

El nuevo modelo impulsado por resolución del SRI del pasado 13 de abril entrega la facultad a las industrias cervecera, licorera y tabacalera a elegir y contratar directamente con terceros los sistemas de trazabilidad para control fiscal.

“Esto es un contrasentido porque le entrega al fiscalizado la facultad de autocontrolarse. Para funcionar correctamente, los sistemas de marcación y trazabilidad fiscal deben ser totalmente independientes de los contribuyentes. Bajo el nuevo modelo, se deja toda la responsabilidad en el contribuyente, lo cual impedirá un control y fiscalización efectiva e imparcial.”, explica Michel Jorratt, exdirector del Servicio de Impuestos Internos (SII) de Chile y consultor internacional.

Otra de las falencias que identifica el experto, es la reducción significativa de las características de seguridad de las estampillas fiscales. “Para garantizar el origen lícito de los productos y que se ha cumplido con el debido pago de impuestos, estas estampillas deben contener múltiples características de seguridad para evitar que sean falsificadas o manipuladas” explica Jorratt. La marcación segura de los productos es un aspecto fundamental de cualquier programa de trazabilidad fiscal para facilitar la detección de productos ilegales en el control posterior y por parte de la ciudadanía en general.

Bajo el nuevo modelo, se solicita a los proveedores de servicios de marcación y trazabilidad fiscal de habilitar una aplicación móvil para teléfonos inteligentes para que los productores, importadores, comercializadores y la ciudadanía en general puedan verificar la legalidad los productos. Dado que pueden existir varios proveedores, es posible que exista una  multiplicidad de estampillas  fiscales y de aplicaciones móviles generando confusión en el mercado y dificultades en la verificación por parte de los consumidores y de los funcionarios públicos (fedatarios).  “Como un consumidor sabrá que aplicación móvil debe utilizar para un producto dado si existen más de 10 aplicaciones móviles disponibles? Esto volverá el control ciudadano ineficiente” alerta en su análisis el experto chileno Jorratt.

Finalmente, al dejar todo en mano de los contribuyentes, el SRI no podrá tener certeza de la información fiscal recibida y el sistema podría convertirse finalmente en una segunda declaración del ICE que el SRI no podrá contrastar con información fidedigna e independiente de volúmenes de producción e importación.

 

Otras experiencias: SITRAF-Chile

En Chile la implementación de un sistema de marcación y trazabilidad fiscal, llamado SITRAF, arrancó en un contexto donde más de USD 500 millones anuales se evadían en tributos en la comercialización de cigarrillos, según un estudio a cargo del SII.

Así, la trazabilidad de los cigarrillos comenzó en marzo de 2019 con resultados de un 5% de mayor recaudación en 2020, mientras que en el primer semestre de 2021 el mayor incremento es del 21,4% respecto del primer semestre de 2020.  Esto, según cifras entregadas por la Dirección de Presupuestos (DIPRES), significa que la trazabilidad fiscal al tabaco permitió sumar cerca de US$ 380 millones adicionales en menor evasión en dos años, quebrando la tendencia a la baja que tenía el comportamiento de ese impuesto.

Ahora, el experto considera que la evasión de impuestos asociada a la industria tabacalera y al contrabando alcanza cifras considerables en la región. Así, para incrementar la recaudación a partir de disminuir la evasión fiscal, “una buena medida es implementar sistemas de trazabilidad independientes de la industria a ser controlada, que se deben aplicar tanto a la producción nacional como a la importación”, agrega.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: