¿Narco Generales en Ecuador?

Para Washington, Ecuador representa un horizonte de oportunidades de cooperación bilateral en distintas aristas. Sobre todo, en el refuerzo de la democracia y el Estado de derecho, lo que va de la mano con la lucha anticorrupción y contra el narcotráfico.

El embajador estadounidense Michael Fitzpatrick en entrevista con el medio PRIMICIAS habló sobre la relación bilateral con Ecuador y las acciones anticorrupción, como el retiro de visas a los investigados.

Y mencionó que en el país hay ya ‘narco generales’, para luego ahondar en los casos emblemáticos en los que ha funcionado la cooperación internacional, como las investigaciones del desfalco al Isspol, el caso Las Torres y el caso de Álex Saab.

La semana pasada, el presidente Biden celebró la Cumbre por la Democracia. Esta línea de política exterior ¿Cómo encaja la relación específica con Ecuador?

La defensa de la democracia es fundamental en nuestra relación, porque es la base de la visión compartida. Esto permite que sea más fácil colaborar y trabajar de cerca en la lucha anticorrupción y antinarcóticos. Y en este momento, a pesar de los éxitos del Estado ecuatoriano en contra de los carteles, es obvio que hay grupos dentro y fuera del país que quisieran debilitar la democracia y el Estado de derecho, corromper el sector privado y al sector público.

Esta es una amenaza compartida, porque es un problema global. Y nosotros también tenemos nuestras propias debilidades y esto subraya la importancia de tener instituciones fuertes, independientes. Ningún país está exento de estas influencias políticas y cuando hay este tipo de solidaridad internacional entre democracias, todos luchando para fortalecer sus instituciones, hay más solidaridad en las acciones. Internacionalmente, los autócratas coordinan sus acciones, los carteles coordinan sus acciones, entonces es obvio que las democracias deben hacer lo mismo.

A pesar de los éxitos del Estado ecuatoriano en contra de los carteles, es obvio que hay grupos dentro y fuera del país que quisieran debilitar la democracia.

Hablando de la lucha anticorrupción, ¿cómo ve Estados Unidos la penetración del narcotráfico en las fuerzas del orden y en los sistemas de justicia?

Es cierto, hay más influencia de este tipo de actores en muchos estados, incluyendo el nuestro. Por ejemplo, esta semana fue sentenciado a 12 años de cárcel un exagente de la DEA (la oficina antinarcóticos de Estados Unidos), por haber colaborado con los carteles. Nadie está exento.

Estamos muy preocupados por la penetración del narcotráfico en Ecuador y en las fuerzas del orden. Y el presidente Biden acaba de anunciar una nueva estrategia nacional anticorrupción, que tiene mucho que ver con nuestro trabajo multilateral para contraatacar este tipo de problemas. Vamos a continuar nuestras acciones a nivel multilateral, sea en lo político (capacitaciones, intercambio de información).

También por mecanismos judiciales (entre fiscales de varios países). Hay varios ejemplos: el caso Isspol, el caso Alex Saab, el caso Raúl de la Torre y Pablo Celi. Todos son ejemplos de que hay investigaciones criminales multinacionales. Esta semana está el caso de los ‘narco generales’ y ya hemos retirado visas. No puedo mencionar nombres. Nadie puede esconderse detrás de una túnica judicial para cometer crímenes. Pero ya estamos investigando todos estos casos y otros como Petroecuador, compras públicas en el sector de salud, esto incluye a los jueces, abogados, funcionarios públicos o privados. Cuando tenemos evidencia e información contundente en estos casos estamos quitando visas.

Y colaborando en los casos que tienen nexos con Estados Unidos, sea en lo financiero o en otras acciones tomadas en nuestro país. Estamos muy preocupados por la penetración del narcotráfico en Ecuador y en las fuerzas del orden. En 2020 el gobierno estadounidense retiró 300 visas a ecuatorianos vinculados a casos de corrupción.

¿Con los casos que se investigan ahora, cuántas visas han sido retiradas en 2021?

Ha sido cientos de casos en este año también, incluyendo a familiares. No tengo una cifra exacta, pero estamos comprometidos en esto. En el pasado, la gente se ha escondido detrás de la soberanía para cometer crímenes, pero cuando son casos de crímenes internacionales no es un tema de soberanía. Al contrario, es la coordinación de esfuerzos soberanos de varios países.

Es una decisión soberana nuestra quién puede entrar o no a nuestro país. Y tenemos nuevas herramientas en Estados Unidos para impedir la entrada no solo de determinadas personas sino de todos sus familiares, que están aprovechando y utilizando los bienes robados. Tenemos nuevas herramientas para impedir la entrada no solo de determinadas personas sino de sus familiares, que están aprovechando los bienes robados.

Además del retiro de visas, usted había mencionado que la colaboración en materia de extradiciones y rastreo de recursos. ¿Hay avances en esas líneas?

El tratado de extradición formal que tenemos entre los dos países es viejísimo, más de 150 años. No funciona francamente en el mundo moderno, con crímenes digitales, o crímenes internacionales financieros. Lo que hemos hecho es agilizar nuestra colaboración con las personas buscadas en Ecuador que no tienen un estatus legal en Estados Unidos. Entonces, si esas personas están en Estados Unidos ilegalmente, procedemos con la extradición, es lo que hemos hecho este año en más de 10 casos.

Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/politica/entrevista-embajador-estados-unidos-ecuador/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: