Corte ratifica la inocencia de policías condenados por el 30S

Los exteriores de la Corte Nacional de Justicia se han convertido en sitio de abrazos, lágrimas y agradecimientos a Dios. Y no es para menos. Decenas de policías sentenciados por diversos delitos que se habrían cometido el 30 de septiembre de 2010, durante la revuelta policial, han recuperado su estado de inocencia.

El turno este miércoles fue para la teniente coronel (sp) Patricia Santillán quien era jefe de la Central Metropolitana de Radio Patrulla, la exsecretaria Jésica Velasco y el exfuncionario administrativo Ángel Ruiz. Ellos presentaron recurso de revisión y un tribunal de la Corte por unanimidad ratificó su inocencia.

«Hemos visto la luz que tanto habíamos anhelado», señaló Velasco. Santillán lució conmovida. Abrazó a familiares y a los otros absueltos. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento a Dios y a todas las personas que durante 11 años la acompañaron a reclamar justicia y a quienes considera las ‘verdaderas víctimas del 30S’. Recordó que fueron sensaciones terribles porque su familia fue acosada, se ingresaron a su casa a robar. Antes de esos hechos ella tenía que ascender a coronel. Su carrera quedó truncada tras la revuelta policial.

Óscar Ayerve del colectivo de víctimas por el 30S indicó que la sentencia unánime se declaró por la inexistencia del delito de incitación a la rebelión por el que fueron investigados, acusados, enjuiciados y condenados. Informó que han presentado más de 160 recursos de revisión, y en la mayoría han sido declarados inocentes.

«Nos faltan 29 policías que sean declarados inocentes en ocho procesos ya tienen tribunales«, acotó. Los reveses que han recibido de la Corte no han sido por la prueba sino por inconsistencia de la defensa, porque presentaban sus alegatos como que era casación y no revisión, dijo.

En su momento la Fiscalía aseguró que el día de la revuelta un grupo de gendarmes asignados a la Central Metropolitana de Atención Ciudadana (CMAC) incitó a través de la Radio Patrulla a sus compañeros a que se sumen a la protesta que había iniciado temprano.

La teoría del fiscal Benítez era que los aparatos se usaron para emitir consignas que incitaron a la insurrección en contra del Gobierno del entonces presidente Rafael Correa.

Los uniformados fueron juzgados en 2014. Siete fueron declarados autores y dos encubridores. La diligencia se cumplió de forma reservada porque el delito perseguido es uno considerado contra la seguridad del Estado.

Expreso

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: