Confinamiento y restricciones en Europa ante el aumento de casos de coronavirus

Austria y Eslovaquia ya han dado el paso a confinar a su población ante el aumento de casos; Países Bajos podría ser el siguiente y la tasa de vacunación, principal culpable de una nueva ola de covid-19.

Austria y Eslovaquia ya han dado el paso a confinar a su población ante el aumento de casos; Países Bajos podría ser el siguiente y la tasa de vacunación, principal culpable de una nueva ola de covid-19.

Europa se enfrenta a una nueva ola de casos de covid-19 que desde hace semanas se ha ido incrementando y, en algunos países, ha llegado a generar cifras récord no vistas durante toda la pandemia del coronavirus. Una situación similar a marzo de 2020 y aquellos primeros meses desde que estallara la epidemia, cuando los positivos se duplicaban cada día y el virus se encontraba totalmente descontrolado.

La única diferencia, es que hoy, por fortuna, hay remedio para la enfermedad, pues hace casi un año que los países comenzaron las campañas de vacunación y desde entonces gran parte de la población se ha inmunizado. Pero aquellos que todavía no se han puesto la vacuna, en la mayor parte de los casos por voluntad propia y por no creer este recurso, así como antivacunas y negacionistas, son probablemente la razón por la que todavía corre el peligro no solo de contagiarse, sino también de colapsar hospitales. En algunos países, como España, la vacunación se encuentra muy avanzada, pero hay otros que no tienen esa suerte.

Alemania

La incidencia acumulada en Alemania superó este miércoles los 400 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 habitantes en una semana, otro nuevo pico consecutivo, mientras entran en vigor medidas más restrictivas en el transporte y el entorno laboral. El 70,7 % de la población de Alemania (58,8 millones de personas) ha sido vacunada, el 68,1 % (56,6 millones) con la pauta completa, mientras 6,6 millones han recibido ya una dosis de refuerzo. Pero todavía hay alrededor de 27 millones de personas en el país sin vacunar.

Asimismo, ayer, entró en vigor la regla de las 3G -por geimpft, genesen o getestet (vacunado, sanado o testado, con resultado negativo) en el transporte público y en el trabajo. El control en el transporte público se realizará de manera aleatoria, mientras en el lugar de trabajo, será el empleador el que deberá asegurarse de que sus empleados cumplen con la normativa. Esta medida, acordada por el gobierno federal y los estados federados estará vigente hasta el 19 de marzo del año que viene.

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad alemán en funciones ha elaborado un borrador con propuestas concretas para hacer obligatoria la vacuna contra la covid-19 para profesiones sensibles, como el personal de hospitales, residencias y servicios asistenciales. Según publica el semanario “Spiegel”, la nueva regulación quedaría recogida en la ley para la protección contra enfermedades infecciosas y podría entrar en vigor el 1 de enero de 2022.

Así, el personal considerado sensible deberá presentar un documento que certifique que está vacunado o recuperado tras pasar el coronavirus. De no poder documentar su estatus, habrá un margen hasta el 31 de marzo para recibir la vacuna.

Austria

Austria ha sido el país pionero en la vuelta al confinamiento general en Europa. Las medidas fueron anunciadas de urgencia por el canciller Alexander Schallenberg debido a la cuarta devastadora ola que atraviesa el país. Unos días antes, había anunciado que solo sería para los no vacunados, pero “reculó” y aseveró que sería para toda la población austriaca.

Una medida que provocó que muchas personas, que se encontraban de turismo entre las ciudades austriacas, tuvieran que cambiar rápidamente sus vuelos y estancias y volver antes de lo previsto “por el riesgo de no poder salir del país”como comentaban a LA RAZÓN algunos y algunas afectados/as.

Así, desde este lunes, Austria amanece cerrada y clausurada y solo se puede salir por necesidades básicas. Apenas un 66% de la población está inmunizada en el país, o lo que es lo mismo, uno de cada tres no está vacunado contra el coronavirus, lo que agrava la situación. Austria notificó ayer que se habían contabilizado en las últimas 24 horas 15.365 nuevos contagios por covid-19, la segunda cifra más alta registrada desde el primer brote de la pandemia, en febrero de 2020.

Bélgica

La tasa de vacunación con pauta completa es del 75 % del total de la población en Bélgica, cifra que se encuentra casi estancada y esconde importantes diferencias regionales (80 % en Flandes, 70 % en Valonia y 57 % en Bruselas). No obstante, el país ha registrado su récord de hospitalizaciones diarias por la enfermedad en 2021; 353 nuevos ingresos el pasado martes. La incidencia acumulada se sitúa en 1.591 nuevos casos y arroja un 54 % de incremento semanal.

Los decesos se sitúan en torno a 30 muertes diarias, con un avance semanal del 37 %, muy lejos de los casi 300 fallecidos al día que se registraron en el pico inicial de la pandemia.

Las autoridades acordaron imponer el teletrabajo cuatro días por semana, reforzar el uso de mascarilla, limitar algunos aforos y fomentar el uso del certificado sanitario. Todavía no se han implantado restricciones adicionales como confinamientos, pero es algo que se debate continuamente, más con las subidas de hospitalizaciones.

Eslovaquia

Segundo país que ha dado “un paso al frente” y ha decidido confinar a su población por la expansión del virus. El Gobierno eslovaco anunció ayer que los ciudadanos del país pasarían las próximas dos semanas en una situación de confinamiento ante el incremento de los casos y la incidencia epidemiológica que ha llevado a un endurecimiento de las restricciones.

Eslovaquia arrastra la tercera peor tasa de vacunación de toda la Unión Europea, ya que apenas el 45 por ciento de su población tiene la pauta completa. La tasa de contagios per cápita es ya la peor del mundo y ayer, las autoridades sanitarias han notificado 10.315 positivos más, así como 71 fallecidos.

Grecia

Desde el pasado lunes, los no vacunados no pueden acceder desde este lunes al interior de los restaurantes, cines, teatros, museos, gimnasios y edificios públicos en Grecia, donde se implementa, además, la caducidad para el certificado de vacunación de los mayores de 60 años que no se hayan puesto la dosis de refuerzo transcurridos siete meses de la segunda.

Toda la población sin vacunar y sin haber pasado el covid-19, a excepción de los menores entre 4 y 17 años, tendrá además prohibido el acceso a estadios deportivos, exhibiciones y congresos. Un 61% de la población en Grecia está inmunizada.

Irlanda

El aumento de casos de covid-19 en Irlanda ha provocado el colapso del sistema de pruebas PCR en la mayoría de los centros sanitarios del país, según advirtió este miércoles el Servicio nacional de Salud.

Irlanda se sumó la semana pasada a los países que han tomado nuevas restricciones por el aumento de casos de coronavirus que está atravesando Europa e impuso toque de queda y cierre de los restaurantes y hostelería a medianoche y ha llevado a las autoridades a pedir a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, vuelvan al teletrabajo. Unas medidas sorprendentes, teniendo en cuenta que es uno de los países con tasas de vacunación más altas de Europa (más del 75% de la población está vacunada).

Las últimas cifras oficiales confirmaron este martes que se detectaron 3.666 nuevos positivos de covid-19 en las 24 horas anteriores, casi 2.000 menos que el martes gracias, según el HSE, a que la ciudadanía está reduciendo los contactos sociales y se ha reforzado el teletrabajo. No obstante, sigue alta la tasa de incidencia acumulada por 100.000 habitantes, que se sitúa ahora en 1.268,4 casos en catorce días.

Países Bajos

Países Bajos tiene muchas papeletas para ser el tercer país que se une al confinamiento de su población. El Gobierno neerlandés adelantó al viernes su anuncio de nuevas restricciones, después de que varios asesores exigieran imponer medidas más estrictas, incluso un confinamiento más severo, por temores a una fuerte saturación hospitalaria en un máximo de “diez días” dado el alto número de contagios. El próximo viernes, en una nueva reunión, podría confirmarse un nuevo encierro.

Este miércoles, la distancia interpersonal de 1,5 metros pasó a ser “obligatoria” con una posible multa de 95 euros a los reincidentes, puesto que hasta ahora era un “consejo urgente” para los lugares donde no se requiere el pase covid. En la actualidad, hay 2535 pacientes con coronavirus en los hospitales neerlandeses, y con la tasa actual de ingresos, el número de pacientes con covid-19 igualará el pico del invierno pasado “en unos pocos días”. Según publicó ayer el Instituto de Salud Pública (RIVM), hubo 153.957 positivos en una semana, un nuevo récord en pandemia y un aumento del 39% con respecto a la semana anterior.

La tasa de vacunación se sitúa en un 72,6%, según los últimos datos. Además, el Gobierno de Países Bajos traslada pacientes con coronavirus a hospitales de Alemania ante el aumento de los casos en el país, tal y como ha confirmado una portavoz de la organización nacional de distribución de pacientes.

Portugal

De momento, el país continúa con normalidad, pero Portugal impondrá una semana de confinamiento tras las fiestas de Navidad. A partir del 1 de diciembre, el país entrará en “estado de calamidad” y la primera semana de enero, los ciudadanos serán confinados.

Portugal registró 3.773 nuevos casos el miércoles, la cifra diaria más alta en cuatro meses, antes de bajar a 3.150 el jueves. Sin embargo, las muertes siguen estando muy por debajo de los niveles registrados en enero, cuando el país se enfrentó a su batalla más dura contra el COVID-19.

El país más vacunado de la Unión Europea también ha llegado a esta dura medida. “No importa el éxito de la vacunación, debemos ser conscientes de que estamos entrando en una fase de mayor riesgo”, dijo el jueves el Primer Ministro Antonio Costa en una conferencia de prensa.

República Checa

En la República Checa ha contabilizado en las últimas 24 horas un total de 25.864 nuevos contagios por coronavirus, la cifra más alta de casos diarios registrada en el país centroeuropeo desde el inicio de la pandemia.

El país está entre los cuatro países con una incidencia superior a los mil casos por 100.000 habitantes, junto a Eslovaquia, Austria y Eslovenia. El Gobierno checo ha rechazado decretar un confinamiento para frenar la expansión del SARS-CoV-2 restringiendo los contactos y el movimiento de la población, dejando la iniciativa a las autoridades regionales.

La República Checa decretó hoy el estado de emergencia a partir de la medianoche de este jueves y por 30 días, con el fin de frenar el crecimiento exponencial de infecciones de covid, después registrarse ayer miércoles un récord de contagios.

Otros casos a tener en cuenta

La variante delta, más contagiosa, comienza a convertirse en la única circulante: según los análisis de la red de laboratorios GISAID, un 99,8 % de las muestras estudiadas corresponden a esa variante, mientras que sólo un 0,1 % son gamma, y menos del 0,1 % corresponden a beta, alfa u otras variantes. Se han administrado por ahora 7.780 millones de vacunas en todo el mundo, con las que el 53,5 % de la población mundial ha recibido al menos una dosis, aunque el reparto sigue siendo desigual, y en países de ingresos bajos ese porcentaje es de sólo el 5,2 %.

Pero los casos globales de COVID durante la semana pasada ascendieron un 6 % respecto a los siete días anteriores y totalizaron 3,6 millones, de los que dos tercios (2,4 millones) se registraron en Europa, el actual epicentro de la pandemia, según los datos publicados hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: