Vie. Dic 3rd, 2021

La fiscalía peruana halló 20.000 dólares en un baño del palacio presidencial que pertenecían al exsecretario del presidente Pedro Castillo durante una investigación por corrupción.

La diligencia en el palacio presidencial se realizó el viernes horas después que Bruno Pacheco renunció al cargo en medio de un escándalo creciente que incluso ha provocado un pedido de destitución presidencial por parte de legisladores opositores.

The Associated Press corroboró el miércoles la veracidad del acta del hallazgo. Los fiscales anticorrupción escribieron que Pacheco indicó que el dinero hallado era “producto de sus ahorros y de su sueldo” como secretario general de la presidencia.

Esta es la primera vez desde que Castillo llegó al poder el 28 de julio que su entorno más cercano es golpeado con fuerza por un escándalo de corrupción en un país que ha visto a casi todos sus presidentes de los últimos 35 años condenados o investigados por este delito.

La fiscalía investiga a Pacheco por un caso de presunta corrupción por “tráfico de influencias”.

La investigación al ahora exsecretario, quien solía acompañar con frecuencia al mandatario en sus actividades oficiales, empezó luego de que un medio local publicó una denuncia acusándolo de pedir al jefe de la agencia tributaria que ayude a una empresa deudora.

Antes había sido acusado por el exjefe del ejército, quien dijo que Pacheco lo presionaba para ascender al grado de general a un par de oficiales que no tenían los méritos suficientes. Al final los militares recomendados no ascendieron.

El dinero hallado en el baño que el exsecretario usaba podría añadir más investigaciones en su contra, entre ellas por enriquecimiento ilícito y lavado de activos, según los expertos.

El mandatario Castillo no ha comentado sobre el escándalo, pero durante la mañana, como es habitual los días miércoles, estuvo reunido con sus ministros en el palacio presidencial.

En tanto, la oposición seguía intentando reunir 26 votos entre los legisladores para presentar un pedido de vacancia presidencial por “incapacidad moral”. Pero el camino a la destitución es largo. Se necesitarían otros 52 votos para que sea admitido en el debate parlamentario y luego 87 votos para ser aprobado.

Metro

Deja un comentario