\ Asamblea censura a Pablo Celi a pesar de no estar en funciones - Periodismo Ecuador

Con 136 votos a favor se aprobó la noche del 16 de agosto la censura al excontralor Pablo Celi de la Torre. Durante dos  años no podrá ejercer un cargo público.

El pleno de la Asamblea Nacional resolvió censurar a Pablo Celi por incumplir sus funciones. Además dispuso  que el expediente integral sea enviado a la Fiscalía General del Estado para que investiguen de forma penal el caso.

Sin embargo nace una pregunta entre los ciudadanos, y es por qué se hizo el proceso si ya no está en funciones y tiene ya procesos abiertos con la justicia. Para varios de los Asambleístas existen dos fundamentos, el primero tiene que ver con no dejar que Celi vuelva a ocupar un cargo público y el segundo con dejar impune los actos de corrupción. Sin embargo esto es criticado por varios analistas. Gabriel Molina, analista político asegura que estos procesos «no tienen más ánimo que armar un show político, si ellos quisieran mejorar la imagen de la Asamblea aparte de Celi deberían iniciar con procesos contra Correa, Glass y todos los que están huidos o tienen cuentas con a justicia», asegura.

El debate del juicio político de Celi se centró en resaltar las raíces del exfuncionario, tanto en el gobierno del expresidente Rafael Correa como en el mandato de Lenin Moreno.

Joel Abad, asambleísta por Pachakutik, leyó la hoja de vida de Pablo Celi resaltando los diversos cargos que ocupó como funcionario público en los dos gobiernos. “Enojados los compadres, se dicen las verdades”, dijo Abad en referencia a las críticas de Celi al Gobierno correísta.

Abad dijo ante el pleno de la Asamblea Nacional que existe un proceso de amnesia, pues la corrupción no inicia en el 2017, sino con Odebrecht, en el gobierno del expresidente de Rafael Correa, explicó.

En ese sentido, Ana Belén Cordero, vicepresidenta de la Comisión de Fiscalización, dijo que no hay que olvidar que Pablo Celi fue designado por Carlos Polit, excontralor procesado por actos de corrupción.

Los asambleístas correístas se defendieron. Fausto Jarrín, legislador por Pichincha, dijo que están juzgando a Celi y no a Rafael Correa. “No existen, si no lo nombran”, dijo. Además, acusó al Consejo de Participación y Control Social Transitorio por su intromisión en la justicia y en la designación de Celi.

En esa misma línea, la asambleísta Luisa González conminó  a los legisladores a hablar “toda la verdad respecto a la inversión pública en el gobierno de Rafael Correa”. Aseguró que el régimen de la Revolución Ciudadana fue el primero en denunciar casos de corrupción.

 

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario