\ Inflamación de los ganglios linfáticos, un posible efecto secundario de la vacuna COVID-19 - Periodismo Ecuador

La vacunación del Covid-19, en todo el mundo, ha develado posibles efectos secundarios en las personas. Uno de los síntomas post vacunación que más ha llamado la atención de los profesionales de la salud, es la inflamación de los ganglios linfáticos que se produce en la parte inferior de los brazos, efecto que puede ser confundido con el cáncer de mama.

De acuerdo con la médica general, Laura Dean, de Cleveland Clinic, los ganglios linfáticos forman parte del sistema inmunológico de nuestro cuerpo, es por ello, que un efecto secundario es que la vacuna provoque la inflamación de los nódulos linfáticos.

La nueva vacuna COVID-19 ha estimulado una fuerte inflamación en esta parte del cuerpo, síntoma que se visibiliza días posteriores al proceso de inoculación y en el mismo lado en donde el paciente fue inyectado. A medida en que las personas se van vacunando, se va comprendiendo sobre este tipo de vacunas y los efectos secundarios que puede provocar”, destaca la doctora Dean.

Los ganglios linfáticos y el cáncer de mama 

La inflamación de los ganglios linfáticos puede ser una señal importante de detección de cáncer de mama, puesto que, sí el cáncer de mama se desplaza fuera de las mamas tiende a ubicarse en los ganglios linfáticos de las axilas debido a que es el patrón de drenaje natural del líquido linfático dentro del tejido mamario.

“La preocupación de los pacientes se genera por la ubicación de los ganglios linfáticos, ya que en ocasiones (no siempre) el lugar en donde se encuentra la hinchazón corresponde al área de infección”, comenta la médica de Cleveland Clinic.  

Es por ello que los pacientes tienden a confundir entre cáncer de mama o un efecto secundario que provoca la vacuna del COVID-19. Asimismo, la doctora recomienda la detección temprana para tratar esta patología y destaca que es comprensible la preocupación de las personas.

Otras causas de inflación de los ganglios linfáticos  

A pesar de que los ganglios linfáticos representan un signo relevante en la detención del cáncer, la hinchazón de estos en ambos lados del cuerpo puede producirse por varios problemas menos nocivos en nuestra salud, tales como:

  • Un resfriado o un caso de gripe.
  • Infección sinusal.
  • Faringitis estreptocócica.
  • Mononucleosis.

No obstante, existen otras afecciones que los doctores pueden determinar ante este síntoma. Por ello, Dean destaca que es transcendental conocer el historial y tener una visión completa de las afecciones que podrían estar molestando al paciente.

Recomendaciones:  

La detención temprana es fundamental para tratar el cáncer de mama. Una forma clave de atención preventiva son las mamografías. La Sociedad de Imagenología Mamaria (SBI por sus siglas en inglés), recomienda que las personas antes de acudir a la primera dosis de la vacuna COVID-19, programen una cita para una mamografía. En el caso de que la persona solo le falte la segunda dosis, puede realizarse una mamografía después de cuatro a seis semanas.

La doctora Dean destaca que no hay que inquietarse por la inflamación de los ganglios linfáticos, ya que, estas reacciones secundarias son signos normales que el cuerpo genera para protegerse. Reitera que es imperante la vacunación progresiva del COVID-19 y conocer el caso de cada paciente para su respectiva atención.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario