\ La Selva Negra celebra la tarta que la hizo mundialmente famosa - Periodismo Ecuador

La tarta de la Selva Negra ayudó a dar a conocer en todo el mundo esta región boscosa del suroeste de Alemania y es motivo de un popular festival, pero hay versiones de que el verdadero origen de este exquisito dulce es otro.

Con su nata blanca, cerezas rojas y virutas de chocolate negro, el pastel de la Selva Negra podría describirse como la Blancanieves del mundo de la pastelería, con una popularidad que en nada envidia la del cuento de fantasía.

En la región todos están seguros de que este pastel embebido en licor de cerezas (kirsch) proviene de la Selva Negra, que se ha convertido ya en una marca registrada en casi todo el planeta.

Y para celebrarlo, este domingo comenzó un festival en la aldea de Todtnauberg, que en esta ocasión se realiza por primera vez de forma virtual debido a la pandemia.

Alfred Boch, dueño de un hotel y cocinero de Todtnauberg, es uno de los impulsores del festival.

Boch es considerado una autoridad en materia de pasteles de la Selva Negra. Desde hace más de 25 años, los hornea para los huéspedes de su hotel y junto a otros pasteleros logró el récord mundial de la mayor tarta de la Selva Negra de todos los tiempos con un pastel de unos diez metros de diámetro.

¿Los secretos de Boch para lograr un sabor perfecto? Por un lado, usar la cantidad justa de licor de cereza (kirsch). Según recomienda el chef, cada pastel debería llevar entre cuatro y cinco medidas de kirsch, rociadas sobre el bizcocho preferentemente, no en la nata. Según Boch, algunos son demasiado ahorrativos.

El bizcocho también tiene sus secretos porque, según advierte Boch, nunca se logrará la consistencia ideal con una batidora normal. El pastelero asegura que se necesitan amasadoras profesionales que suelen costar más de mil euros (1.210 dólares).

No importa con qué aparato, las cerca de cien personas que se inscribieron en el Festival del Pastel de la Selva Negra pudieron seguir hoy cómo Boch preparó su tarta e ir haciendo la propia en sus casas. Los inscritos recibieron previamente casi todos los ingredientes en sus hogares.

Para los pasteleros principiantes, la tarta puede representar un desafío.

Si se cuenta cada una, se llega a una docena de capas de acuerdo a la receta de Boch: base de masa quebrada, mermelada, bizcocho, mermelada de nuevo, cerezas escurridas y licor de kirch. Luego, se repite dos veces la nata, el bizcocho y el kirsch. Y encima otra vez nata, virutas de chocolate y cerezas.

A la vez que persiste sin fisuras cierto acuerdo general sobre cómo preparar el pastel, existen diferentes teorías acerca del origen de esta tarta, que el gremio de pasteleros de la región alemana de Baden describió a dpa.

Los de la Selva Negra están absolutamente seguros de que el pastel tiene su origen en un postre de crema de cereza conocido desde hace mucho tiempo en la región.

Pero de acuerdo a las diferentes teorías, el pastel de la Selva Negra originario de Suiza podría ser uno de sus precursores, aunque no lleva el licor de cerezas y contiene nueces. ¿O fue su creador el pastelero Josef Keller, fallecido hace unos 40 años?

Él afirmaba haber creado el pastel en 1915 en la vecina región de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste de Alemania, pero esta tarta no constaba de varias capas.

Por otra parte, según la información del gremio, el archivo de la ciudad de Tubinga Udo Rauch sitúa el origen del pastel más famoso de Alemania en un café de Tubinga. Se refiere, entre otras cosas, a una foto con inscripciones manuscritas de 1936 que muestra al pastelero de ese café elaborando un pastel de la Selva Negra.

Provenga de donde provenga, la región de la Selva Negra está orgullosa de la tarta a la que da nombre. Decenas de nuevas fotos del popular pastel aparecerán en las redes sociales en los próximos días porque la tarta más bonita del festival de repostería será elegida en Instagram.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario