“El comercio ilícito de productos de tabaco causa perdidas sustanciales en los ingresos de los gobiernos y al mismo tiempo contribuye a la financiación de actividades criminales internacionales. Las estimaciones de las investigaciones proyectan que los gobiernos ganarían 31 mil millones de dólares americanos anuales al eliminar el comercio ilícito de los productos de tabaco”, aseguró la Dra. Adriana Blanco, jefa de la Secretaría del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, durante el lanzamiento de los resultados del estudio titulado: Estimación del comercio ilícito de cigarrillos en Ecuador. 

El estudio fue realizado por los investigadores Tatiana Villacrés y Jorge Salgado, de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, con apoyo técnico y financiero por parte del American Cancer Society, la Universidad Adolfo Ibañez de Chile, la unidad de Tobacconomics de la Universidad de Illinois y el International Development Research Centre de Canadá.

Uno de los resultados arrojados por la investigación es que “el porcentaje de comercio ilícito es significativamente menor a aquellos indicados por la industria durante varios años. Desafortunadamente, como ocurre en muchos países, la industria tabacalera ha sido la protagonista de la entrega de cifras de comercio ilícito, debido a la falta de información y estudios independientes acerca del tema”.

Información con la que coinciden la Dra. Rosa Sandoval, asesora de la Organización Panamericana de la Salud – OPS, quien afirma que “los estudios financiados por la industria tabacalera tienden a sobreestimar sistemáticamente el tamaño del comercio ilícito para persuadir a las autoridades de que abandonen las reformas fiscales relacionadas al tabaco”. 

Asimismo, el estudio concluyó que “la marca de cigarrillos ilícitos más consumida es Marlboro. Este resultado va en contra de lo determinado por la industria. Aunque esta marca de cigarrillos se produce en Ecuador, en la información de los encuestados y en los paquetes recolectados, se evidenció que un gran porcentaje de ellos son producidos en México y Colombia, pero no cumplen con la normativa ecuatoriana. Es decir, en Ecuador se venden cigarrillos Marlboro que son lícitos en Colombia y México pero que son ilícitos en nuestro país”.

Por su parte, el Dr. José Ruales, presidente del Comité Interinstitucional de Lucha Antitabáquica, Dr. Jeff Drope, investigador principal Tobacconomics de la Universidad de Illinois y el Dr. Guillermo Paraje, catedrático de economía de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibañez de Chile, quienes también asistieron al lanzamiento del estudio, concordaron en que Ecuador ha tenido importantes avances para el control de tabaco como el nivel impositivo comparado con los países vecinos y la implementación del Sistema de identificación, marcación, autentificación, rastreo y trazabilidad fiscal de bebidas alcohólicas, cervezas y cigarrillos de producción nacional (SIMAR), mismo que resaltan debe ser fortalecido. 

En esta misma línea, la investigación sostiene que: Ecuador debe atacar el comercio ilícito de cigarrillos mediante estrategias de control de la producción, importación, comercialización y consumo de este producto. Entre las estrategias que recomiendan se encuentran: 

  • Es esencial que se fortalezca el sistema de rastreo SIMAR. Aunque el sistema actual entrega información importante sobre la producción y comercialización nacional, existe una parte del mercado que está fuera de SIMAR. Se debería conocer lo que ocurre con aquellos cigarrillos producidos en el país y que se exportan, así como aquellos que se importan lícitamente a Ecuador.
  • Todos los cigarrillos que se comercializan de manera lícita en el mercado ecuatoriano deben cumplir con las características en su paquete, determinado por la Autoridad Sanitaria de manera anual. Por lo cual, se puede implementar el SIMAR a todo el mercado, es decir, a los productos importados al Ecuador y también aquellos que se exportan desde el país. Hay que dotar de esa información de cumplimiento de empaquetado al Ministerio de Salud. Además, es indispensable expandir este sistema en la cadena de producción, para conocer el camino desde los productores hacia los vendedores. Adicionalmente, se conocerá lo que está ocurriendo en el mercado nacional en su totalidad. Es importante fortalecer el sistema de rastreo y utilizar la información que se está generando para evaluar lo que ocurre y fortalecer las políticas públicas y de control. 
  • Responsabilizar a la industria tabacalera internacional por permitir la comercialización de tabaco ilícito en Ecuador. Como se ha probado en este estudio, existe un porcentaje importante de cigarrillos pertenecientes a las marcas de Philip Morris International que no cumplen con las características de licitud en Ecuador, pero sí en otros países. Es indiscutible que PMI conoce la producción, comercialización y ventas de sus cigarrillos en todos los países donde se encuentran. La empresa debe conocer las vías de comercialización entre países, tanto lícitos como ilícitos. Es indispensable que el gobierno ecuatoriano realice las acciones necesarias para que PMI, y sus filiales en el país, controlen el comercio ilícito de sus marcas y se responsabilicen por las pérdidas en impuestos que no han sido pagados al país.

 

Finalmente, Jeff Drop destacó que Ecuador es un líder en América Latina por los avances en el control del tabaco y por contar con un sistema de trazabilidad para asegurar la cadena de suministro del producto. “Los resultados de este estudio tienen implicaciones políticas, hay un desafío con el comercio ilícito, esto requiere atención al sistema de trazabilidad, se necesita incluir importaciones y exportaciones. El gobierno ecuatoriano necesita trabajar más con sus vecinos, para compartir información y tener coordinación entre los sistemas nacionales para abordar el comercio ilícito…”  puntualizó. 

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario