\ Metro de Quito está listo pero nadie sabe como ponerlo en marcha - Periodismo Ecuador

El Metro de Quito oficialmente es una pesadilla para la Alcaldía, ya son dos años de retraso y cada día suma pérdidas económicas, la pandemia agravó la posibilidad de ponerlo en marcha. Son tres alcaldes que ya han pasado por la obra pero la fecha de apertura al público es todavía un sueño lejano.

La obra que costó $2100 millones, será operada por la empresa Metro de Quito la cual no tiene experiencia alguna en la operación, y cada día suma una pérdida económica, mientras la ciudad sigue pagando una obra que aunque está lista, no sirve.

La empresa Metro de Quito, tiene más de 100 empleados y se calcula según César Arias, experto del tema, una pérdida diaria de $100 mil lo que a la fecha sumaría $72 millones en los dos años de retraso. Los veedores ciudadanos como David Dávalos, hablan de ingerencia política en el tema.

A todo esto se suma todo los problemas que según el vicealcalde, Santiago Guarderas acusó al alcalde sobre los siguientes hechos:

  • El ejecutivo es la autoridad nominadora, el alcalde es quien ha designado a los funcionarios en el Municipio de Quito y las respectivas empresas o secretarías.
  • Sobre su alcaldía dijo que tiene una responsabilidad política y administrativa, “hay que ser coherentes”, agregó el vicealcalde, si los chats encontrados a su hijo no son reales, por qué se removió de su puesto a los funcionarios involucrados.
  • Le pidió que recuerde su postura cuando el exsecretario de Salud Lenin Mantilla pasó por un tema legal, reprodujo una grabación de Yunda diciendo: “Primero hemos pedido que dé un paso al costado el señor secretario y a los funcionarios inmersos en esa contratación para que tengan libertad e independencia de enfrentar esta situación”.
  • En el medio de comunicación La Posta, el vicealcalde Guarderas declaró que le dijo al alcalde: “Mira, Jorge, jurídicamente en derecho público lo que tú tienes que hacer es terminar unilateralmente” sobre el contrato para la adquisición de pruebas COVID-19 en el que se encuentra vinculado Yunda por presunto peculado.
  • Además acusó que el objeto del contrato fue modificado ilegalmente.
  • Acusó de que el alcalde pidió mantener a las autoridades de Movilidad y que no sean removidas del cargo.
  • Preguntó a Yunda por qué su sobrina estaba trabajando en la Empresa de Agua de Quito (Epmaps) y el alcalde respondió: “No te preocupes, este es un tema que está designado por mí”. Yo no tengo ninguna responsabilidad.

Finalmente, el vicealcalde dijo que formó parte del equipo de Jorge Yunda hasta que “la corrupción entró en su administración”. Desde ahí se declaró un luchador en su contra. Se solicitó una entrevista con el vicealcalde Guarderas, sin embargo, no respondió.

Por su parte, el alcalde Jorge Yunda dijo que nunca confió en el vicealcalde porque su candidatura fue en el lado sur de la ciudad y él vive en el norte. También declaró que sin él, Guarderas no hubiese alcanzado un solo voto y lanzó acusaciones como estas:

  • Que Guarderas fue quien pidió la delegación de Movilidad y presidir la comisión del Metro de Quito.
  • No haber realizado ninguna sesión del Metro de Quito.
  • Yunda dijo que el vicealcalde quería poner autoridades en la Agencia Metropolitana de Tránsito y en Movilidad y que él no le dejó. “Usted me traía hasta los candidatos”, añadió el alcalde.

Sin embargo, el mismo jueves, el vicealcalde Santiago Guarderas compartió en Twitter un oficio de agradecimiento enviado por el alcalde por su trabajo realizado en su delegación y pide seguir contando con sus consejos en los temas de movilidad.

Mientras los concejales analizan la crisis institucional del Municipio de Quito, el distanciamiento entre las máximas autoridades municipales aumenta y los presuntos hechos de corrupción continúan apareciendo a la luz pública.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario