Al puro estilo populista y demagógico, el candidato correista Andrés Araúz ahora promete regalar $1000 a las familias ecuatorianas si llega a ser presidente. En un evento donde aparece Rafael Correa, expresidente del Ecuador y actual prófugo de la justicia ecuatoriana, anunció lo que llamó «propuesta económica».

Según ha mencionado, una de las prioridades del «Binomio de la Esperanza», como se hacen llamar, es reactivar la economía y para lograrlo una de sus propuestas es la entrega de un bono emergente de 1000 dólares a un millón de familias durante la primera semana de Gobierno, y el dinero saldrá de la repatriación de una parte de los más de 5.300 millones de dólares que tiene el Estado depositado en el exterior. Es decir al puro estilo correista el candidato promete gastar los pocos recursos que le quedan al país.

“Nos han dicho que no hay plata, que no hay ahorros, no hay liquidez, pero el Ecuador si tiene recursos lo que no hay es voluntad política para entregar ese dinero a quién más se necesita”, señaló. Y agregó que se dedicará el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 3,3% del Presupuesto General del Estado para ayudar a los más vulnerables.

Incluso ya ha creado una web donde se pueden «inscribir» para obtener dicho dinero.

Por Redacción

Periodismo e investigación