Entre 2019 y 2020, Banco Pichincha C.A, banco líder del sistema financiero, ha colocado US 170 millones de dólares en cartera verde como parte de su compromiso por fomentar las buenas prácticas ambientales en la economía nacional y, a la vez, consolidar una cultura ambiental entre sus clientes, proveedores, y colaboradores. 

En este propósito, la entidad financiera realizó la “Segunda edición del Reconocimiento Bio, somos un Banco que da vida” cuyo propósito es resaltar el trabajo e interés que dedican clientes ubicados en este segmento, para el desarrollo de programas y proyectos en Agricultura sostenible, Construcción sostenible, y Eficiencia energética/Cambio climático.

“Conscientes de que el rol principal de un Banco es el financiar créditos, evaluamos los riesgos socio ambientales de nuestros clientes y tenemos una oferta de Bio créditos para todo tipo de demanda, con un valor diferenciador e innovador en el mercado para ofrecer capacitación, asistencia técnica ambiental, y pago de certificaciones sostenibles”, explica Ignacio Maldonado, vicepresidente ejecutivo de Negocios de Banco Pichincha C.A.

La “Segunda edición del Reconocimiento Bio, somos un Banco que da vida” resume como cifras destacables en la categoría de Agricultura sostenible, el desembolso por USD 70 millones en créditos Bio, con un impacto de 1.000 hectáreas certificadas de cultivos y generando alrededor de 10.000 empleos. En Construcción sostenible, asciende a USD 50 millones en créditos con un área de construcción -con certificación EDGE- de 135.000 m2, lo que implica un ahorro de 101.636 m3/año de agua y reducción de la emisión de carbono por cerca de 1.982 toneladas de CO2/año. Y, en la categoría de Eficiencia Energética y Cambio Climático, los créditos Bio otorgados ascienden a USD 40 millones, destinados principalmente para la implementación de procesos de reducción y aprovechamiento de residuos.

El evento contó con la participación del experto en sostenibilidad, el español Manuel Maqueda, quien en la charla: “Futuro circular: hacia una nueva economía”, destacó el rol de la economía circular, una moderna forma de ver la economía, y su efecto positivo en el ecosistema, y como ésta contrarresta la sobrecarga y la explotación del medio ambiente y sus recursos. Además, explicó cómo la economía circular “es generadora de una simbiosis circular, con un sinnúmero de conexiones entre industrias”.

Paralelamente, Banco Pichincha C.A. conmemora la primera emisión de Bono Verde en el Ecuador por un valor de US 150 millones de dólares, que fue realizada en diciembre de 2019. En su intervención, Antonio Acosta, Presidente del Banco, resaltó la posición de la entidad financiera en su propósito de “cuidar el planeta como un compromiso de conciencia en cada uno de sus colaboradores y, siendo un líder en el sector empresarial, el Banco debe ser un vehículo para cumplir con este sagrado e ineludible compromiso, pues no hay duda de que con la gestión de todos lograremos mejorar las condiciones de vida en nuestro planeta”.

De esta manera, Banco Pichincha C.A., reafirmó su compromiso de implementar acciones que fortalezcan una cultura ambiental y social, aplicando soluciones financieras que contribuyan a la reducción del impacto climático en nuestro país, y la conservación del planeta.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario