Mar. Dic 7th, 2021

¿El brote temprano en Wuhan se originó a partir de alimentos congelados importados?”. Esta es la pregunta que se hace el diario chino Global Times, perteneciente al periódico Diario del Pueblo del Partido Comunista Chino, sobre el origen del coronavirus SARS-CoV-2​ -que provoca la enfermedad del COVID-19- para dar a entender que el virus que mantiene en vilo al mundo no necesariamente se originó en la capital de la provincia Hubei, sino que pudo haber llegado a esa zona mediante productos importados de la cadena de frío.

Ya transcurrió más de un año desde que las autoridades chinas empezaron a registrar una neumonía de origen desconocido en Wuhan. Pasó solo un mes para que el virus se empezara a propagar por todos los continentes del mundo. Además, surgieron denuncias contra China de que en conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) retrasaron el anuncio al mundo sobre el SARS-CoV-2 y su transmisión entre humanos. Son varios los países que acusan al gigante asiático por el manejo que tuvo en la primera etapa de la epidemia y lo acusan de ser poco claro con lo que pasaba en ese momento.

La teoría de que el coronavirus pudo surgir fuera de China, dado que algunos estudios científicos han detectado su posible presencia en Europa ya en 2019, es defendida por muchos medios oficiales chinos, mientras que la prensa occidental presiona con frecuencia a la OMS para que investigue en Wuhan.

Ante esto el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció en días pasados que la misión que trabajará para encontrar una respuesta empezará su labor en la primera ciudad afectada: Wuhan.

Mientras la mayor parte del mundo sigue batallando con el virus, China asegura tener controlado al virus, con alguno que otro caso importado; incluso en Wuhan -donde las autoridades reconocieron en abril que las muertes fueron casi un 50% más de lo que se informó– la vida volvió a la normalidad. Incluso allí, el turismo está en auge y las mascarillas son cosa del pasado.

Ahora la prensa china apunta a los productos importados congelados -específicamente a los paquetes o contenedores- como posibles propagadores de la enfermedad, pese a que en otras naciones no se han reportado casos de infecciones por esa vía.

Procedencia de paquetes

La cadena Efe detalla que aunque desde el pasado julio China empezó a detectar varios casos del virus en alimentos congelados, no fue hasta el mes pasado en que la frecuencia se convirtió casi en diaria, en paralelo al agravamiento de la pandemia en los países del hemisferio norte del planeta a los que llegaba el frío.

En julio, seis lotes de estos productos dieron positivo en los análisis, cinco en agosto, dos en septiembre y cuatro en octubre, según los datos publicados por la prensa estatal. Pero en noviembre los casos llegaron al menos a 25, elevando el total detectado a más de 40, en 16 provincias diferentes del país.

Ecuador, con siete lotes, y Argentina, con cuatro, han sido los países de procedencia del mayor número de congelados que han dado positivo en sus envasados.

Pero la procedencia es muy diversa: también han arrojado positivos productos de países europeos como Alemania, Francia, Holanda -todos con uno- o Rusia (3), además de India (3), Brasil (3), Chile (1), Vietnam (1), Arabia Saudí (1), Indonesia (1) y otros 13 lotes procedentes de regiones desconocidas.

Deja un comentario