Tras reuniones por más de una semana donde participaron funcionarios del gobierno ecuatoriano y el personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI),  llegaron a un acuerdo a nivel del personal técnico sobre la primera revisión del programa económico del país, con lo cual el Ecuador tendría acceso a un financiamiento de aproximadamente $2,000 millones una vez que el Directorio Ejecutivo complete esta revisión.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezada por la Ceyda Oner, llevó a cabo reuniones virtuales con las autoridades ecuatorianas, del 28 de octubre al 20 de noviembre, para discutir el progreso de las reformas y los planes de política de las autoridades en respuesta al impacto del COVID-19 y del precio del petróleo. Luego de la conclusión de la misión, la Sra. Oner emitió hoy la siguiente declaración en Washington DC:

«El equipo del FMI y las autoridades ecuatorianas han llegado a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la primera revisión del programa económico de Ecuador que cuenta con el apoyo del Servicio Ampliado del Fondo (SAF) de 27 meses», comunico el FMI. El acuerdo está sujeto a la aprobación de la gerencia del FMI y del Directorio Ejecutivo en las próximas semanas y a la implementación por parte de las autoridades de acciones previas y el cumplimiento de todas las políticas relevantes del Fondo. Una vez finalizada la revisión, Ecuador tendría acceso alrededor de $ 2,000 millones.

Los datos preliminares apuntan a una contracción menos severa de la actividad económica que la anticipada en el segundo trimestre de 2020. Sumándolos a los indicadores recientes de alta frecuencia, ahora proyectamos que la economía se contraerá un 9.5 por ciento en 2020, en lugar del 11 por ciento proyectado en el momento de la aprobación del SAF.

Se espera que el crecimiento alcance gradualmente su potencial del 2.5 por ciento a mediano plazo. Sin embargo, como en muchos otros países, Ecuador enfrenta una incertidumbre significativa con respecto a la trayectoria futura de la pandemia y los precios mundiales del petróleo, y los riesgos de las perspectivas apuntan a la baja.

En los meses restantes de la actual administración, las autoridades planean poner en marcha reformas claves para fortalecer las instituciones y los marcos legales de Ecuador. A corto plazo, están activamente explorando enmiendas a su código penal para criminalizar la corrupción y alinear su marco anticorrupción con las mejores prácticas internacionales. También están trabajando en un proyecto de modificaciones al Código Orgánico Monetario y Financiero que fortalecerían las bases del régimen de dolarización del Ecuador y protegerían el poder adquisitivo de todas las familias ecuatorianas.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario