29 de noviembre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Socialismo regresa a Bolivia tras ganar Luis Arce la presidencia

Cerca a las nueve de la mañana, hora boliviana, los Tribunales Electorales Departamentales de toda Bolivia terminaron el escrutinio de las actas de votación. El Movimiento al Socialismo (MAS), partido del expresidente Evo Morales, ha sumado el 55,9 de preferencia. Mientras que su principal oponente, el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, alcanzó el 28,8 del total de votos.

En los últimos días varias organizaciones afines al MAS han proclamado como virtuales ganadores de las elecciones a Luis Arce y David Choquehuanca. Este sábado se tiene previsto un festejo cultural en la ciudad de El Alto, región considerada uno de los bastiones del partido de Morales, para proclamar a los futuros gobernantes.

Sin embargo, ese mismo día, se desarrollará un paro cívico en rechazo a los resultados de las elecciones. La determinación surgió un día después de que el Comité pro Santa Cruz denunciara fraude y pida al Tribunal Supremo Electoral (TSE) la suspensión del cómputo nacional.

Los principales contrincantes del MAS, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, por separado, reconocieron su derrota y aseguraron que se deben esperar los resultados oficiales, datos que el TSE presentará esta tarde.

Carlos Mesa, candidato por la alianza de Comunidad Ciudadana (CC) señaló que cumplirá con fuerza su rol de principal fuerza de oposición al futuro gobierno de Arce.

Días previos al plebiscito del pasado domingo, existió una fuerte presión por parte de políticos y gente que rechaza al MAS, para que Camacho declinara a su candidatura, a fin de evitar que el partido de Evo Morales regrese al Gobierno.

Esa postura apuntaba al denominado «voto útil» que beneficiaría la postulación de Mesa, quien de acuerdo a las encuestas y las fallidas elecciones del 2019, se perfilaba como el candidato con más posibilidad de ganar a ese partido.

Camacho consiguió un notorio primer lugar en Santa Cruz, su región de origen, con casi la mitad del apoyo de los electores, sin embargo se acuerdo a los resultados del cómputo final, solo alcanzó a un 14% se votación.

Marco Antonio Pumari, exlíder cívico de Potosí, no logró respaldo ni en su tierra porque su agrupación Creemos sólo alcanzó  un 2,79%. El propio comité cívico potosino le pidió declinar su candidatura para no dispersar el voto, pero no respondió a la solicitud. 

El cruceño Luis Fernando Camacho y el potosino Marco Pumari, considerados como los dos principales símbolos de la lucha cívico-ciudadana que derivó en la renuncia de Evo Morales al poder, después de casi 14 años, quedaron mal parados tras los resultados de los comicios, atribuyéndoseles el retorno del MAS.

Primera fuerza

Después de los resultados oficiales de los comicios, el partido azul no solo será el partido gobernante por el periodo 2020-2025, sino se constituye en la primera fuerza en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). No obstante, no logró los dos tercios que ostentó por dos gestiones  continuas. 

En la Cámara de Senadores el partido azul obtuvo 21 de 36 escaños (para conseguir los dos tercios necesitaba 24 legisladores). En la Cámara de Diputados logró 73 de 130 escaños (necesitaba 86 para llegar a los dos tercios).

Esta representación le permite al MAS aprobar leyes, pero  deberá consensuar o hacer pactos para  designar autoridades, aprobar juicios de responsabilidades e incluso plantear modificaciones a la Constitución Política del Estado.  

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.