Este es el último capítulo de las famosas pruebas del Alcalde de Quito para diagnosticar COVID-19. Resulta que las pruebas que con tanta publicidad anunció el alcalde no sirven.

Según una nota publicada en el portal cuatro pelagatos, no pueden ser utilizadas para tamizaje de la población en general. Esto se colige de una validación de pruebas que hizo la UDLA y cuyo resultado, fechado el 30 de junio, ya tiene Jorge Yunda y el Ministerio de Salud. El Municipio pidió una validación adicional en el laboratorio Synlab. En 48 horas se debe dar su diagnóstico.

Las cien mil pruebas que Yunda recibió, con gran despliegue mediático en el aeropuerto, no son PCR. Son pruebas Lamp que no están aprobadas en Estados Unidos y que no son utilizadas para diagnóstico. Por una sencilla razón: solo detectan el virus si hay más de 500 copias de su material genético en el organismo.

El análisis hecho por la UDLA coincide con un estudio hecho en México, publicado el 19 de junio pasado, sobre la misma prueba, hay pocas expectativas de que la nueva validación pedida por el Municipio, diga lo contrario.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario