1 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

6 consejos para proteger del coronavirus a los pacientes con Enfermedad Renal Crónica

3 minutos de lectura
Pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) son un grupo vulnerable en medio de esta crisis sanitaria causada por el COVID-19. La diálisis peritoneal, el monitoreo remoto y la Telesalud son alternativas para tratar a los pacientes y puede disminuir su riesgo de mortalidad.

La creciente amenaza de COVID-19 ha puesto en riesgo a los grupos más vulnerables. Entre las víctimas colaterales por este virus se encuentran los pacientes con insuficiencia renal en terapia de diálisis que están obligados a salir tres veces por semana para recurrir a su tratamiento. La dificultad de movilización y el miedo a ser contagiados, ante esta pandemia, ha elevado el nivel de absentismo en un 15% en los centros de diálisis. En la actualidad, se estima que más de 15.000 personas a nivel nacional padecen de insuficiencia renal terminal en terapia de diálisis.

Rómulo Tapia, Nefrólogo y Gerente Médico Nacional de Baxter, afirma que los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) sufren de inmunodepresión por su patología y la mayoría padecen de enfermedades asociadas como diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Por este motivo, son un grupo con alto riesgo de fallecer si contraen COVID-19. Además, advierte que, si los pacientes no realizan sus sesiones de terapia hemodiálisis o diálisis peritoneal, conllevarán complicaciones en el corto plazo, incluyendo la muerte.

En las circunstancias actuales por la pandemia, una alternativa de tratamiento para los pacientes con insuficiencia renal crónica es la diálisis peritoneal, dado que, se la realiza desde su domicilio donde reciben todos los insumos mensualmente. Esta terapia consiste en aprovechar la membrana peritoneal como un filtro natural para depurar las sustancias tóxicas acumuladas en el organismo debido a que los riñones no están en funcionamiento.

Baxter, una compañía líder en el tratamiento de la Enfermedad Renal Crónica y presente en Ecuador desde hace 26 años, se especializa en diálisis peritoneal. En medio de la coyuntura actual, este Centro de cuidados renales prefirió que los pacientes con tratamiento de diálisis peritoneal suspendan las consultas presenciales para incorporarse a un seguimiento vía telefónica de manera permanente con los insumos necesarios desde su hogar. Alrededor de 200 personas se acogieron a Sharesource, una tecnología interactiva de telesalud para pacientes con enfermedad renal que hacen diálisis domiciliaria. Esta gestión remota permite monitorear cada terapia, sin la necesidad de salir de su hogar. Los insumos necesarios para la diálisis peritoneal se envían al domicilio de los pacientes para evitar el riesgo de infección.

Frente al COVID-19 los pacientes con Enfermedad Renal Crónica deben cumplir cuidados especiales pues tienen defensas bajas.  

Los síntomas llegan a ser leves los primeros días; posteriormente, de manera brusca, presentan sintomatología respiratoria severa (Síndrome agudo de distrés respiratorio severo: SARS) que los conduce velozmente al fallecimiento. Entre las señales para mantenerse alerta están el dolor del cuerpo y la garganta, alza térmica, tos y secreción nasal. Si presenta cualquiera de estos síntomas se debe alertar de forma inmediata a su Centro de Diálisis para recibir una orientación adecuada.

“Los pacientes con insuficiencia renal crónica deben extremar los cuidados recomendados por las autoridades sanitarias, los mismos que deben ser reforzados con educación agresiva en los centros de diálisis”

Rómulo Tapia, Nefrólogo y Gerente Médico Nacional de Baxter

Seis consejos para proteger del coronavirus a los pacientes con Enfermedad Renal Crónica

1.     Ante la aparición de síntomas por coronavirus en la familia contactarse con su Unidad de Diálisis de inmediato.

2.     Evitar recibir visitas, sin importar el parentesco familiar.

3.     Salir únicamente para sesiones de diálisis, cubriéndose con una mascarilla quirúrgica todo el tiempo.

4.     Lavarse las manos con agua y jabón, durante 20 segundos, varias veces al día.

5.     Mantener una distancia de dos metros con personas que padecen de infecciones respiratorias.

6.     No automedicarse.

Medidas preventivas dentro de los centros de hemodiálisis:

  1. Se activará un tiraje preventivo a la llegada de los pacientes. Se verificará si posee sintomatología y la temperatura.
  2. Es necesario llevar puesto una mascarilla y conservar distancia entre los pacientes
  3. En los pacientes sospechosos de COVID-19, se evitará su permanencia en la sala de espera, a través de un ajuste de horarios en sus sesiones.
  4. Las salas aisladas dentro de la unidad que tengan una entrada independiente se usarán para las sesiones con pacientes contagiados.
  5. Se desinfectará la sala previa y posterior a las sesiones con cada paciente.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.