Actualidad

Calderón mantiene la cultura de los muertos, viva.

La comida, en realidad, está en el centro de la celebración por el Día de los Difuntos que, cada 2 de noviembre, tiene su cara más visible la colada morada y las guaguas de pan. La conmemoración de finados es un día para compartir, para dar y recibir.

Esa es la razón de la visita a los cementerios, en las cuales se llevan ofrendas a los difuntos. El caso quizá más espectacular es el del cementerio de Calderón. Aunque es ahora parte del tejido urbano quiteño, esta parroquia del norte de la capital ecuatoriana fue hasta hace pocas décadas un territorio completamente rural.

Las calles de piedra hoy son vías asfaltadas y construcciones de concreto han reemplazado las casas de teja. Pero en Calderón los finados eran y son todavía la fecha más importante del calendario.

En esta comunidad se mantiene la tradición de preparar la “uchucuta”, una mazamorra de maíz, fréjol, papa y col. Se la lleva en recipientes de barro y se la pone sobre la tumba del difunto, se reparte también entre los acompañantes, como agradecimiento por su presencia.

Anuncios

Categorías:Actualidad

Tagged as: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.