Los seis jugadores involucrados en una fiesta en el piso 17 de un hotel de Belo Horizonte, durante la disputa de la Copa América 2019, no vestirán más la camiseta de la Selección ecuatoriana, mientras permanezca en el cargo la actual directiva.

El pasado 24 de junio del 2019 la Tricolor empató 1-1 con Japón y se eliminó de la Copa América, tras sumar solo un punto. Después, en la concentración, seis futbolistas participaron en un festejo que incluyó música a alto volumen y alcohol.  

Aunque no se darán a conocer lo nombres de los jugadores involucrados, la decisión de no volver a convocarlos se la tomó el martes 16 de julio de 2019, en la reunión del Directorio de la FEF. Esta determinación se mantendrá mientras dure la gestión de la actual directiva, que finalizará su labor en enero del 2023.

El Comercio

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario