Vie. Mar 5th, 2021

El presidente de la conferencia Episcopal Ecuatoriana y Obispo de Esmeraldas, Eugenio Arellano, luego de conocer que el disidente de las FARC y líder del Frente Oliver Sinisterra, Walter Arizala Vernaza, alias ‘Guacho’, fue herido en combate, pidió que de ser posible se lo capture vivo.

«Lo siento (que esté herido), porque a pesar de que sea un bandido, me entiende, es un ser humano. Me gustaría que la Policía lo detenga, pero que lo detenga vivo, para que así pueda hablar», lo dijo hoy desde el Vicariato de Esmeraldas.

También está convencido que sin oportunidades de trabajo y educación, volverán a ‘nacer’ otros Guacho, de quien se dice es el fruto de la pobreza y discriminación social.

Frente a la pregunta de que si ha recibido llamadas de ayuda de los terroristas, aseguró que él como máxima autoridad de la Iglesia Católica del Ecuador, no ha recibido «ni visita, ni llamada, ni nada. Es normal, ellos están fuera de ley. No, no he tenido nunca nada».

En contexto, Guacho fue herido el sábado con fusil en la espalda en un operativo liderado por el ejército colombiano en el departamento fronterizo de Nariño. Guacho huyó en un canoa. En el cruce de balas también se reportan muertos y detenidos.

Su criterio del presidente de la conferencia Episcopal Ecuatoriana y Obispo de Esmeraldas, Eugenio Arellano, se origina luego de informar que firmaron un convenio de cinco años con la Senecyt para implementar la educación superior en la frontera norte, donde se han originado atentados, secuestros y muertes.

La Iglesia prestará sus infraestructuras para educar en tecnologías, y la Senecyt todo lo que implica el proceso de enseñanza.

Deja un comentario