Actualidad

Policía de Ecuador mantenía comunicación vía whatsapp desde el 2017 con “Alias Wacho”

Según documentos de la misma Policía “Alias Wacho” se habría comunicado en dos ocasiones vía whatsapp, donde amenazó de poner bombas e iniciar secuestros, cumpliendo su palabra meses después.

“Guacho”, el narcoterrorista y asesino de los siete ecuatorianos, hizo varias advertencias a fuerzas de seguridad de Ecuador sobre el terror que buscaba generar. Los contactos vienen desde antes del atentado en el Cuartel de Policía de San Lorenzo, Esmeraldas.  Y en medio de ese envío de intimidaciones, llegó el equipo de El Comercio a la zona de frontera.

Walter Patricio Artízala Vernaza, Guacho,  está acusado de la muerte de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra; así como también de los militares Luis Mosquera Borja, Jairo Sandoval Bajaña, Sergio Elaje Cedeño y Wilmer Álvarez Pimentel. Y de atentados en varios poblados nariñenses, en Colombia, esmeraldeños, incluida la explosión del carro-bomba del Cuartel, el sábado 27 de enero.

Según documentos obtenidos los terroristas hablaron con el mayor de Policía, Alejandro Zaldumbide, quien trabajó en Esmeraldas y antes en la Inspectoría de la Comandancia de Policía, y ahora, según el comandante General, Ramiro Mantilla, ya cuenta con protección.

En un primer informe Zaldumbide da a conocer mediante parte informativo al jefe del Distrito de San Lorenzo que El 5 de noviembre del 2017 recibió una llamada del capitán Miguel Córdova, quien le pidió su ayuda para hacer la verificación de unos posibles sospechosos que estaban en la población de Palma Real (parroquia Ancón de Sardinas en Esmeraldas), al borde de la frontera. Estos oficiales creían que los sospechosos eran parte del grupo de Guacho. Varias personas fueron detenidas, aunque Zaldumbide no especifica sus nombres ni el número de apresados.

El 13 de enero, escribió Zaldumbide, recibió varios mensajes de texto por WhatsApp de un número telefónico colombiano. Estas comunicaciones, asegura, las puso en conocimiento del coronel Nelson Ortega Curipallo, a través del capitán Miguel Córdova.

El mayor de Policía describe el último contacto con quienes estarían detrás de los asesinatos y los atentados. Recibe las amenazas directas contra el país, ciudades y de secuestros a sus compañeros de armas. Nada se dijo en esa comunicación sobre secuestrar a periodistas. “Hoy, a las 17:31, recibí dos llamadas telefónicas a mi número celular personal XXXXXXX, proveniente del número celular XXXXXXX por parte de un sujeto de acento colombiano que se identificó como integrante de las FARC, mismo que me supo indicar que yo hable con el Alto Mando policial para que dejen en paz las acciones armadas que están efectuando en contra de su organización, además que les diga a los generales y gobernantes que retiren sus Fuerzas Armadas de la frontera y que de no cumplir con el pedido se procederá a poner bombas en diferentes lugares del Ecuador, así como también a secuestrar a miembros policiales”.  El terrorista le advirtió que llamaría en 24 horas para saber de los resultados. Y colgó.

Después de esta conversación y advertencia, el 27 de enero del 2018, un carro bomba, que había sido colocado en la parte posterior del edificio de tres plantas del Comando cantonal de Policía de San Lorenzo, explotó a la 01:40 y marcó el primer  hito violento en el Ecuador.

Zaldumbide asegura que informó todo a la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD) y al coronel Luis Moreno, que estaban a cargo de la investigación por terrorismo. Adjuntó una grabación de la conversación. Y firmó el parte.

El segundo informe fue elaborado el 27 de febrero. El mismo Zaldumbide lo escribió a las 15:10. “Asunto: Dando a conocer comunicación Vía WhatsApp”.

Dice que las 14:53 de ese día, un mes antes del secuestro del equipo de Diario El Comercio, recibió mensajes por WhatsApp de un número colombiano.

Al parecer, era el mismísimo terrorista Guacho quien, con un español deplorable, escribió:

Al parecer, era el mismísimo terrorista Guacho quien, con un español deplorable, escribió:

“Hola

Buenas tardes lo señores habla con guacho

Espara saber q paso q emos echo un compromiso

Y no an salido con nada

Y nostro estamos interesado de asesar nuestros asionares militar asi ustedes

Pero pusimos una fecha y mosalen con nada

Cuando están en san Lorenzo para que biajen donde asido el con flicto osea el pan

Y no sotro vamos para yega algun acerdo”. (SIC)

3 documento.jpg

Zaldumbide, siete minutos después de los mensajes de texto, a las 15:00, recibió una llamada por el servicio de WhatsApp del mismo número pero hubo problemas de conexión. Luego llamó él y habló con un hombre que se identificó con el nombre de Andrés Sinestierra, integrante de las FARC-EP.

Sitios donde opera Alias Wacho en Ecuador y Colombia:

Según una fuente consultada por este medio a un miembro activo del grupo autodenominado de las FARC, el sitio el que operan con mayor frecuencia son  Ancón de Sardinas es un población o bahía del océano Pacífico, que se encuentra en la frontera entre Colombia, que queda al Norte, y Ecuador, que queda al Sur.​ Además de el sector conocido como El Pan, donde casi ya no hay habitantes pues los últimos que quedaban en esa comunidad fronteriza abandonaron sus casas y se refugiaron en San Lorenzo, Esmeraldas. La población, atemorizada por los enfrentamientos entre soldados ecuatorianos y disidentes de las FARC, se ha visto obligada a huir hacia una zona segura. Las primeras salidas se produjeron el domingo, 18 de febrero, horas después del primer ataque de los armados ilegales. Ese día, los soldados pidieron a la gente abandonar la comunidad.

Captura de pantalla 2018-04-16 a la(s) 22.52.55.png

DALBP
Con información de PLAN V

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario