Actualidad

Territorio ecuatoriano sitio predilecto de los narcos para el paso de droga

¿USD 1.000 millones? ¿USD 2.000 millones? ¿Cuánto dinero mueve el ‘cluster’ de la droga que se extiende en el corredor Tumaco (Colombia)-Punta Galera (Ecuador), cuyos cargamentos surcan las aguas del Pacífico con la brújula puesta en Costa Rica, El Salvador y Guatemala?

El Gobierno ecuatoriano hace cuentas y dice que en los últimos operativos antinarcóticos ha decomisado droga, precursores, armas y otros activos por USD 600 millones. De allí la ira de los grupos irregulares y los cinco atentados en lo que va del año. ¿Disidentes de las FARC bajo el cobijo de Walter Arízala alias ‘Guacho’, como sostiene Jorge Nieto, director de la Policía colombiana? ¿Subalternos de Washington Prado Alava, el capo ecuatoriano de las lanchas go-fast? ¿Células de Sinaloa en articulaciones específicas con Los invisibles colombianos y con milicianos de Esmeraldas, Manabí y Sucumbíos?

 

Los capos del GPS 
Sea como fuere, en las costas esmeraldeñas, particularmente en el laberinto de mangle e islotes al norte de San Lorenzo del Pailón, se libra noche a noche una batalla entre GPS, cartas náuticas, motores fuera de borda, lanchas de fibra de vidrio, semisumergibles y las go-fast. Una batalla para burlar radares, embarcaciones guardacosta y demás acciones de interdicción del Estado ecuatoriano.

Sin embargo, un informe de agosto de 2017, elaborado por el Comando Sur de EE.UU., da cuenta de que en los dos últimos años las operaciones marítimas sospechosas han crecido exponencialmente (ver mapa principal). De hecho, los viajes que parten de la zona de influencia de San Lorenzo superan notablemente a los que parten de Tumaco, territorio dominado por Prado Alava hasta su aprehensión y desde donde, en su época de ‘apogeo’, envió 250 toneladas de droga en apenas 24 meses.

Así, en un año se registraron 433 itinerarios, lo que representa un crecimiento del 132 por ciento respecto del ciclo anterior. Son 40 viajes más de los que salen de los nichos del sur colombiano.

Pero en Esmeraldas hay otro sector clave para los recorridos marítimos irregulares. Los acantilados y las ensenadas que dibujan el litoral entre Punta Galera y Muisne fueron el punto de partida de 134 embarcaciones, un crecimiento del 144 por ciento frente al año anterior. Más al sur, en Manta, se mantiene una tendencia: 173 detecciones.

 

Se fue la luz…
En Esmeraldas, las leyendas campesinas ya no son tal y al bordear las 21:00, la electricidad decae o desaperece en los recintos de pescadores y el trueno de los motores fuera de borda se ahoga en la noche… Solo entonces se restablece el suministro.

En promedio, las lanchas con doble fondo se internan 300 millas náuticas en el Pacífico, hacia el occidente, y arrojan al mar los bloques de cocaína (ver mapa secundario). Mediante teléfonos satelitales se comunica las coordenadas exactas para el siguiente transportador. Este acude en lanchas rápidas y enrumba hacia el norte, hasta los islotes vecinos de Costa Rica. Esta es la ruta más ortodoxa.

La segunda supone mayores complejidades, entre otras razones porque el destino final de la droga es usualmente Europa y su recorrido es multimodal, es decir, por lanchas, avionetas y mulas en medio de la inextricable selva del Darién panameño.

Con este destino, las lanchas que parten de las costas esmeraldeñas se internan en el Pacífico en una trayectoria de 150 millas náuticas en promedio. Allí, por las corrientes y la fuerte presencia de guardacostas, la maniobra de traspaso de cargamento que va a Panamá es complicada. En esta franja ocurren varias de las incautaciones en alta mar.

 

¿Quién es hoy el ‘rey’ de los mares?
Con la detención de Washington Prado Alava y 11 de sus ‘lugartenientes’, ¿estas rutas quedaron desguarnecidas? Al parecer no, si se juzga por el número de interdicciones registradas desde 2017: no menos de cinco toneladas en las aguas frente a las poblaciones de Galera, Limones, Same, La Tola…

Ahora, los 11 subalternos de Prado Alava, presos desde abril del año pasado, pudieran salir libres a la vuelta de ocho meses… La revista digital Plan V da cuenta de cómo la Fiscalía reformuló los cargos para la banda, integrada por guardaespaldas, abogados, sicarios y hasta un policía. Se los acusó inicialmente de organización para la producción y tráfico de drogas, delito con pena de 16 a 19 años. Pero la figura cambió por delincuencia organizada, con 7 a 10 años de cárcel. Y como los acusados decidieron acogerse al procedimiento abreviado, sus delitos supondrían una pena de 20 meses. “El sábado 17 de marzo -dice Plan V-, se realizó la audiencia de procedimiento abreviado. El juez de la Unidad Penal Norte 2 de Guayaquil impuso la condena sugerida por la Fiscalía”.

La gente de Prado ya va casi 12 meses tras las rejas. ¿Las narcorutas del Pacífico volverán a tener capitanes? (DLH)

 

15 decomisos de gran escala

 

 

Fecha               Volumen    Punto de referencia
feb-15                  0,4 t           Quinindé
mar-15                 1 t        Campanita        ago-15    0,6     t    Atacames
oct-15                 0,5 t              Muisne
mar-16               1,2 t                Galera
abr-16                0,4 t                 Súa
abr-16                1,2 t               Mataje
sept-16              0,8 t          Esmeraldas
oct-16                0,8 t              Galera
ene-17               0,5 t              La Tola
mar-17               0,5 t          Esmeraldas
may-17               1t                Limones
dic-17                 1,3 t               Same
ene-18              0,9 t               Cadena
mar-18              0,4 t              Río Verde

Fuentes: Ministerio del Interior,
Dir. Nacional Antinarcóticos, UIAN

 

 

Toneladas incautadas
2015 79
2016 110
2017 98
2017: decomisos por ubicación
56% mar
40% acopio
4% aire

La Hora

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario