Economía

Fondo de pensiones del IESS con graves problemas

Un primer estudio sobre la situación de los fondos de Invalidez, Vejez y Muertes del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) muestra que habrá un déficit de 208.841 millones de dólares en 2053. Sin embargo, un segundo estudio, con previsión al mismo año, muestra un déficit de apenas 20.464 millones.

Ambos estudios actuariales fueron elaborados por la empresa Volrisk, el primero en octubre de 2015 y el segundo en julio de 2016. Ambos tienen corte al 31 de diciembre de 2013. ¿Por qué esta diferencia?

Manuel Vivanco, quien fue miembro del Consejo Directivo del IESS en representación de los empleadores, explica que existen variantes y parámetros que permiten tener previsiones distintas respecto al futuro de los fondos de cada seguro.

Por ejemplo, los estudios de Volrisk se realizaron antes de la eliminación del aporte estatal del 40% para las pensiones. El primer informe considera la eliminación de este rubro en sus cálculos y, por ello, muestra un déficit mayor, mientras que en el segundo estudio se toma en cuenta este ingreso.  “Cuando se realiza un nuevo estudio se vuelve a considerar este aporte del 40% y el déficit baja de 208.000 a 20.000 millones”, explica Vivanco

Agrega que existen otros factores que pueden cambiar el monto. Otro ejemplo sería “si es que la edad de jubilación actual (30 años de aportes y 60 de edad) se modifica y se aumenta a 35 años de aportes y 65 de edad, el déficit también se achica”.

208
mil dólares era el déficit según el primer estudio.
En el panorama de que el IESS continuara percibiendo el 40% de los aportes estatales, el seguro de Invalidez, Vejez y Muertes mostraba una reserva de fondos positiva hasta 2036, pero eliminando este ingreso, como efectivamente sucedió, este pronóstico se redujo a 2026.

En cualquiera de los casos se muestra un incremento en el déficit, comparado al déficit actuarial a diciembre de 2010, con 5.142 millones de dólares.

Este incremento, según Volrisk, se debe a que la valuación a 2010 no consideraba la Resolución emitida el 18 de noviembre de 2010, la cual determina incrementos pensionales superiores a la inflación esperada.

20
mil dólares era el valor según el segundo. 
Vivanco insiste en que los estudios actuariales no son definitivos. “Sirven para tomar medidas y que esas medidas puedan asegurar que el futuro de los actuales afiliados. Son pronósticos que, dependiendo de lo que las decisiones que se tomen, habrá un mayor o menos déficit”, dijo.

Marco Morales, también exmiembro del Directorio del IESS, tiene una opinión diferente y considera que se “maquillaron” las cifras. “Las cifras del segundo estudio no merecen mayor credibilidad”, comentó. “Nótese que hay diferencias muy extremas. La diferencia se da porque trataron de maquillar esas cifras. Es la irresponsabilidad de cómo se manejaron las cosas”.

9 meses de diferencia hubo entre uno y otro. Ambos expertos coinciden en que la Caja del Seguro requiere reformas urgentes, sobretodo en cuanto al rol que ocupó el IESS durante el anterior Gobierno.

“Durante los 10 años del anterior Gobierno, el Seguro Social, más que servir a los afiliados sirvió para entregarle recursos al Fisco para que este pudiera cubrir su propio déficit fiscal. Hoy necesitamos cambiar eso”, dijo Vivanco.  El estudio de Volrisk concluye señalando que la evolución de todos los seguros debe ser monitoreada continuamente, para poder examinar cómo difieren los eventos reales de los esperados, por ejemplo, en caso de que se diera una reducción o incremento en el número de afiliados.

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario