Actualidad

7 actividades para relajar a los niños

Desde el miedo a la oscuridad, hasta hacer frente a las presiones del colegio, los compañeros, etc. Cada niño enfrenta sus propios miedos, ansiedades y estrés, enséñales a tus hijos algunas técnicas de relajación efectivas para controlar su estrés diario.

Esto le dará herramientas que pueden beneficiarlos durante toda su vida. Hay muchas formas que los niños pueden usar para reducir su estrés y poder relajarse. Dependiendo del niño, algunos pueden funcionar mejor que otros.

 

  1. Respiración profunda

La respiración profunda es una forma efectiva de desacelerar la respuesta natural del cuerpo al estrés. Disminuye la frecuencia cardiaca, además disminuye la presión arterial y proporciona la sensación de tener el control.

Esta técnica puede hacerla cualquier persona, simplemente inhala profundamente, mantén la respiración por un momento y suelta lentamente. Repite la respiración profunda hasta que te sientas relajado.

 

  1. Relajación muscular progresiva

Esta técnica ofrece una forma de aliviar el estrés, esto se logra al tensar y luego relajar diferentes músculos de tu cuerpo.

La forma de hacerlo es la siguiente:

  • Pídele a tu niño que se frote la nariz como si algo oliera mal, y luego que relaje. Esto puede repetirlo tres veces.
  • Mandíbula; pídele a tu niño que apriete las mandíbulas con fuerza, y luego haga que relaje, que repita esto por tres veces.
  • Estómago; haz que tu hijo se acueste sobre su espalda y apriete los músculos de su estómago tan fuerte como pueda, solo por un momento. Haga que los suelte y relaja y repita 3 veces esto.

Con cada una de estas técnicas, anima a tu niño a notar lo bien que se siente su cuerpo cuando relaja cada parte de él. El objetivo de esto es trabajar a través de estos ejercicios para lograr la relajación corporal total.

 

  1. Ejercicio cardiovascular

Nadar, este ejercicio es una gran forma de relajación; caminar, correr, nadar y jugar les dan a los niños, el tipo de ejercicios que necesitan. Sin embargo, no te olvides de que acompañar los ejercicios con música puede resultar aún más entretenido para los niños en casa.

 

 

  1. Reír

La risa es un maravilloso alivio contra el estrés, alivia la tensión y ayuda al cuerpo a relajarse. Provocar la risa en tus hijos se podría dar contando chistes, haciendo gestos graciosos o viendo una caricatura divertida.

 

  1. Disfrutar de la música

Esta es una buena herramienta para enfrentar con buen humor las adversidades, esto no sería ajeno a los niños, ya que estos necesitan desde sus primeros años de vida, estímulos musicales.

Escuchar música relajante puede ayudar a tu niño a recuperar el enfoque. Incluso los niños muy pequeños pueden disfrutar escuchando música relajante o la clásica.

Cuando los niños cantan, mientras realizan otras actividades, les ayuda a sentir la intensidad de cada actividad. Hay algunas webs populares como: “HeyKids” que tienen las canciones más populares como “un elefante se balanceaba” y más.

 

  1. Estirar

El estiramiento relaja la tensión acumulada en los músculos. Enséñale a tu hijo a estirar suavemente cada grupo de músculos y a sentir que estos se relajan.

 

  1. Visualización

Esta técnica puede ser especialmente útil después de la relajación muscular progresiva, que primero relaja los músculos y luego calma la mente. Imagina un hermoso lugar tranquilo, este es un tipo de visualización que es fácil de usar para casi cualquier niño como reductor de estrés.

Pídele a tu hijo que imagine un color favorito que lo haga sentir tranquilo y seguro. Puedes usar un sonido relajante, un aroma especial.

KIM

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario