El Panecillo cuenta con nueva capilla al interior del monumento de la Virgen María

La Congregación de Misioneros Oblatos al cumplir 133 años de su fundación, inaugurarán una capilla en honor al Corazón Inmaculado de María en el Panecillo, que además de fortalecer la fe de los quiteños y ecuatorianos se convertirá en un nuevo ícono turístico de la ciudad.

La actividad se enmarca en la celebración en honor al Venerable Padre Julio María Matovelle que inicia el 24 de octubre con la consagración a niños y jóvenes al Señor de la Justicia en su santuario en la Parroquia San Sebastián, así también el 25 de octubre la Asamblea Nacional condecorará a la Congregación de Misioneros Oblatos por sus 133 años de fundación.

Una de las actividades centrales de la programación es la inauguración de la capilla en honor al Corazón Inmaculado de María, Madre y protectora del Venerable Padre Julio María Matovelle.

La capilla, ubicada a interior del monumento de la Virgen María, fue totalmente renovada, y en la misma se oficiará mismas los días domingos a las 11:00. Para la inauguración se prevé además la realización del II concurso de Bandas de Pueblo donde se entregará el Premio Matovelle: La música es la poesía del alma.

Construcción de la Virgen Del Panecillo

Con motivo de la Consagración del Ecuador al Corazón Inmaculado de María en 1892, se dispuso a través de un decreto legislativo, construir en la Capital de la República, un monumento que recordara al mundo entero esta consagración.

El Venerable Padre Julio María Matovelle, desde 1901, mientras escribía la obra “Meditaciones sobre el Apocalipsis”, pensó que la mejor forma de cumplir este decreto, que, él mismo había impulsado, siendo Senador de la Republica, sería construyendo una imagen dedicada a la Virgen María, ubicada en una cima, la cima del Panecillo, para que fuera vista desde lejos por propios y extraños. La imagen sería la Virgen alada, tomada del capítulo 12 del libro del apocalipsis. Matovelle murió sin haber comenzado la obra, pero su Congregación de Oblatos, en 1950 empezó el proyecto, hasta inaugurarla en 1975.

El Panecillo

El Panecillo es una elevación natural de 3.000 metros sobre el nivel del mar, fue bautizada con este nombre por su parecido con un pequeño pan; está enclavada en el corazón mismo de la ciudad de Quito. Es uno de los sitios más visitados de la ciudad. Por su ubicación se ha convertido en el más importante mirador natural de la ciudad, desde el que se puede apreciar la disposición urbana de la capital, desde su centro histórico y hacia los extremos norte y sur.

El lugar recibió su nombre de los conquistadores españoles, pues antes era llamado por los aborígenes como “Shungoloma” que en quichua significa “loma del corazón”. En la época pre incaica, en este sitio existió un templo de adoración al sol, llamado “Yavirac”, el cual fue destruido por Rumiñahui mientras resistía con sus tropas al avance español.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: