El presupuesto familiar, una herramienta con beneficios a mediano y largo plazo

Un presupuesto es una herramienta de mucha utilidad que nos ayuda a conocer cuáles son nuestros ingresos y gastos, con el fin de distribuir el dinero que tenemos de manera eficiente. Un buen presupuesto familiar le ayudará a cumplir sus metas financieras, así como aumentar el ahorro y salir de las deudas.

Iván Avellanada, experto en educación financiera brinda algunas recomendaciones para elaborar correctamente un presupuesto familiar.

  1. Dé el primer paso. Lo primero que recomendamos hacer es tomar la iniciativa y conversarlo con la familia ya que todos los integrantes deben estar de acuerdo con él y participar en su elaboración. Se requiere constancia y disciplina para apegarse al presupuesto planificado.

 

  1. Identificar ingresos y gastos. Enliste los ingresos que la familia espera recibir a lo largo del año. Después, coloque todos los gastos fijos que se deben realizar, como arriendo, servicios básicos, matrículas escolares, etc. Asimismo, enliste los gastos variables como vestimenta, ocio, imprevistos, etc.

 

  1. Identifique necesidades y deseos. Es indispensable que distinga entre una necesidad y un deseo. Es decir, muchas de las cosas que pagamos son indispensables para vivir, como alimentos, vivienda, medicinas. Sin embargo, los deseos están relacionados con gustos o anhelos que podemos posponer o prescindir. La clave para cumplir estos últimos, sin afectar nuestra estabilidad económica, es definir cuánto dinero del presupuesto me queda disponible, toda vez que las necesidades hayan sido cubiertas.

 

  1. Siempre tome en cuenta los gastos imprevistos. Éstos pueden originarse por muchos motivos: accidentes, una reparación urgente de su casa, pagos de deducibles, entre otros. Un imprevisto sucede en cualquier momento, por lo que es recomendable destinar un porcentaje del presupuesto a este rubro.

 

  1. Calcule su capacidad de endeudamiento. Esto es importante al momento de solicitar un préstamo que no estuvo contemplado en su presupuesto. Revise y haga un reajuste de su presupuesto, incluyendo en él la cuota de pago mensual. Recuerde que este nuevo egreso deberá ser cargado en los gastos fijos, durante el tiempo que dure su crédito. Para no afectar a su economía, modifique el monto destinado a gastos variables para compensar esta diferencia.

 

  1. Definir metas familiares. Es importante que el presupuesto anual contemple las metas familiares, como son las vacaciones, la remodelación de la casa, la graduación de los hijos, entre otros.

 

Realizar el presupuesto anual familiar traerá grandes beneficios: les permitirá inculcar la cultura del ahorro a sus hijos; evitará realizar gastos excesivos; y, ayudará a materializar sus sueños y planes en el corto, mediano y largo plazo.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: