Yannuzzelli comienza a hablar

En la cárcel 4, en el norte de Quito, permanece el exministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yanuzzelli desde la noche del viernes, cuando retornó desde Estados Unidos para entregarse a la justicia. El exfuncionario, a quien se lo apoda como ‘Capaya’, había huido del país hace 11 meses tras ser vinculado en las investigaciones por la corrupción en Petroecuador.
Mientras las reacciones por su retorno sorpresivo continúan. Ayer en plataformas de Internet se difundieron unas declaraciones suyas en las que asegura que no puso “ningún condicionamiento” para su entrega.
En uno de dos videos, el sentenciado aparece sentado, vestido de traje oscuro en una sala de muebles y paredes de color blanco. Allí afirma que tomó la decisión por la confianza que tiene de que el presidente, Lenín Moreno, deje actuar a la justicia y a los organismos de control de manera independiente.
“Ecuatorianos: ha llegado el momento de ponerle el ‘cascabel al gato’”, indica, al tiempo de asegurar que él no consta ni en la lista de corrupción de Odebrecht ni en la de las hidroeléctricas y refinerías, ni tampoco en la del comercio internacional que cataloga como “el mayor atraco”.
Otra grabación la realizó en el aeropuerto de Quito, tras bajar del avión y allí señala que “la verdad, con la justicia independiente, nos va a llevar a donde queremos todos los ecuatorianos”, sin explicar más.
“Mi venida o mi salida de Estados Unidos ha sido absolutamente voluntaria, sin ningún condicionamiento para nada. Me voy a someter a la justicia, voy a hacer todas mis declaraciones, ampliaciones, documentadas ante la justicia y luego la justicia sabrá qué hacer”, insiste.
Desde que ingresó a la cárcel, donde debe cumplir una pena de cinco años por cohecho al tiempo de que en su contra se ventilan otros procesos judiciales por enriquecimiento ilícito, peculado y lavado de activos, dijo que solo se comunicará con la prensa a través de sus abogados.
La ministra de Justicia, Rosana Alvarado, de su lado, desmintió que se vaya a generar un “reencuentro” de Pareja Yanuzzelli con Álex Bravo, primer sindicado en la red de corrupción de Petroecuador y expresidente de esta empresa.
Tras enfatizar que ambos “no están ni estarán en la misma cárcel”, precisó que Bravo se encuentra en el Centro de Detención Provisional (CDP) hasta que mañana  se desarrolle una audiencia a la que debe acudir.

La Hora

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: