¿Qué preguntas realizarse antes de solicitar un crédito?

Antes de solicitar un crédito es importante realizarse seis preguntas, según Iván Avellaneda, experto en educación de Mutualista Pichincha.

¿Es conveniente obtener un crédito? Para analizar si es o no conveniente obtener un crédito sugerimos analizar dos factores principales: a) ¿Cuál es el uso que se le dará a ese dinero prestado?; y, b) las ventajas y desventajas de utilizar el dinero prestado vs utilizar el dinero propio.  Para lograr un manejo adecuado de las finanzas personales se debe analizar estos factores antes de obtener un nuevo crédito, así podremos controlar de mejor manera las deudas y no dejar que las deudas nos controlen.

Ventajas:

  • Capacidad de compra.
  • Acceso a más dinero que lo que tenemos disponible en efectivo o en ahorros.
  • Rapidez, es decir acceso a dinero en poco tiempo.

               Desventajas:

  • Pagar intereses y otros cargos, propios de la administración de un crédito.
  • Consecuencias legales en el caso de no devolver el crédito al acreedor.

¿Qué tipo de crédito utilizar?  En el mercado ecuatoriano existen dos tipos de crédito: a plazos; y, por medio de las tarjetas de crédito. El crédito a plazos es el dinero prestado por un periodo de tiempo definido, el mismo que debe ser devuelto con intereses por medio de pagos regulares o cuotas. Las tarjetas de crédito son una forma de pago o línea de crédito. La principal diferencia entre un crédito a plazo y la tarjeta de crédito está en su estructura. La estructura de un crédito es fijación del interés, otros cargos como el seguro de desgravamen, gastos de notaría, gastos de avalúo, entre los principales. La estructura de la tarjeta es el interés y los servicios bancarios, por ejemplo, un avance en efectivo o consultas realizadas sobre saldos en cajeros automáticos.

¿Cuánto se puede pagar? Debemos analizar nuestra capacidad de pago, es decir, cuánto dinero podemos destinarlo al pago de un crédito. El análisis de capacidad de pago depende de dos factores: (i) ingresos, como sueldos, ganancia de negocios, pensiones, rentas de inmuebles, etc.; y, (ii) egresos o gastos, como arriendos o hipotecas, alimentación, salud, educación, servicios básicos, entre otros. Adicionalmente, se debe considerar los gastos variables, que son aquellos que no se planifican anticipadamente, pero que igual deben ser analizados en el momento de pensar en solicitar un crédito. Como regla general, si el pago de deudas conlleva el 40% o más del ingreso promedio mensual del hogar, es muy probable que no se tenga la capacidad de obtener otro crédito.

¿Dónde obtener un crédito? En el país existe una oferta muy amplia de instituciones formales para obtener un crédito, estas son:

  • Bancos
  • Emisoras de tarjeta de crédito
  • Mutualistas
  • Cooperativas de ahorro y crédito

¿Cómo administrar la deuda? Una vez que haya obtenido un crédito, a plazos o por medio de una tarjeta de crédito, se debe administrar bien la deuda.

Para ello, siga estos consejos:

  • Crédito a plazos: guarde toda la documentación generada en el crédito, en ésta se detalla el monto de cada cuota a pagar, así como también el plazo. Guarde también la tabla de amortización, los contratos de seguros en caso de haberlos. No olvide pagar a tiempo, en caso de no poder pagar en la fecha acordada, es mejor conversar con alguna persona encargada en la institución financiera antes de que el plazo se encuentre vencido.
  • Tarjeta de crédito: guarde toda la documentación (contrato de la tarjeta, tarifario, contrato de seguro, en caso de haberlo). Pague a tiempo y no preste la tarjeta de crédito a nadie, recuerde que su uso es exclusivo del titular. Adicionalmente, lleve un registro de los pagos diferidos; esto permite tener una planificación de su situación financiera para el futuro. Finalmente, no pague el mínimo en la tarjeta, esto es aconsejable únicamente cuando se tiene una emergencia.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: