Chevron gana a Ecuador en EE.UU.

ecuador-chevron

Este lunes 19 de junio, la Corte Suprema de Estados Unidos concedió la victoria a Chevron al rechazar una apelación presentada por ciudadanos ecuatorianos para cobrar una compensación por contaminación de 8.650 millones de dólares, dispuesta en un dictamen contra la petrolera emitido por un tribunal del país sudamericano.

Los magistrados rechazaron la apelación del abogado neoyorquino Steven Donziger, quien ha pasado más de dos décadas intentando que Chevron se haga responsable por contaminar un área de selva tropical de Ecuador, después de que cortes menores dejaron sin efecto en Estados Unidos el dictamen del 2011.

Aunque no existe duda de que la contaminación se produjo, la petrolera con sede en California argumentó que no es responsable y que Donziger y sus socios orquestaron la redacción de un reporte medioambiental clave y sobornaron al juez que presidió el caso en Ecuador.

En 2014, el juez distrital estadounidense Lewis Kaplan impidió el cumplimiento del dictamen del 2011 tras considerar que se emplearon medios inadecuados para obtenerlo.

El año pasado, una corte de apelaciones en Nueva York ratificó la decisión de Kaplan, mencionando “un desfile de acciones corruptas” cometidas por Donziger y sus socios, incluyendo extorsión y fraude que llevaron al ofrecimiento de sobornos.

La corte de apelaciones del segundo circuito en Nueva York dictaminó que el fallo que estipula una compensación por 8.646 millones de dólares de Chevron tenía “claras señales” de conducta corrupta, cometida por el equipo legal que representaba a los ciudadanos ecuatorianos de la zona afectada por contaminación.

La prolongada batalla legal con Chevron se ha librado en varios países y fue registrada en ‘Crude’, un documental del 2009. Los demandantes han dicho que continuarán intentando hacer cumplir el dictamen de la corte ecuatoriana en otros países, más allá del resultado en Estados Unidos.

La disputa recibió una enorme atención mediática por años y una sucesión de reporteros fueron llevados por ambas partes a los lugares afectados, en el límite de la selva amazónica, cerca de una localidad a orillas de Lago Agrio. Los demandantes también buscaron el apoyo de varias celebridades, incluyendo a Mia Farrow y Danny Glover.

Donziger y representantes de los residentes en la región del Lago Agrio han intentado que Chevron pague por la contaminación de agua y suelo causada entre 1964 y 1992 por Texaco, adquirida por la gigante petrolera en el 2001. Chevron dice que un acuerdo de 1998 entre Texaco y Ecuador la exime de responsabilidades.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: