Correa destituye al General Castro Ayala

El Presidente Rafael Correa ha destituido, el domingo, al Comandante General de la Fuerza Terrestre, el General Luis Miguel Angel Castro Ayala agredeciéndole por los servicios prestados al Estado ecuatoriano, y designado como su reemplazo al General de División Carlos Egüez Espinosa, a quien a su vez ha destituido este lunes, para reemplazarlo con el General de División Edison Narváez Rosero.

El 20 de febrero, al día siguiente de la primera vuelta, mientras el Consejo Nacional Electoral tardaba en informar si había o o segunda vuelta, el Comandante Castro Ayala, pidió, mediante una carta, al Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, General César Merizalde Pavón, que se reúna el Comando Conjunto para “analizar la situación actual”, tras las elecciones del 19 de febrero, “y de ser necesario realizar un pronunciamiento oficial, de manera urgente”.

“Ante los últimos acontecimientos que se vienen observando a nivel nacional”, luego de las elecciones, Castro Ayala dice considerar necesario analizar “la participación y responsabilidad de la institución durante este proceso electoral, considerando el respeto al orden constituido y a la voluntad del pueblo manifestada en las urnas“, según explica.

Castro Ayala formuló su pedido, “en función de los posibles escenarios de conflicto que se están configurando”, y en “virtud del mandato constitucional que obliga a las Fuerzas Armadas a velar por los derechos, libertades y garantías de los ecuatorianos”.

El General Luis Castro Ayala llegó a la Comandancia del Ejército en febrero de 2016, tras ser Comandante del Servicio de Protección Presidencial, y entre sus funciones se encontraba la de dirigir y coordinar al grupo encargado de proteger al presidente Rafael Correa.

Fue ascendido a general en agosto de 2011. El 30 de septiembre de 2010 dirigió el operativo que rescató al Presidente Rafael Correa del Hospital de la Policía, donde se había refugiado después de ser agredido en el Cuartel Quito.

Durante la guerra con el Perú, en 1995, el entonces coronel Luis Castro Ayala comandó a 250 hombres en el Alto Cenepa.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: