Economía

El incremento del encaje bancario es peligroso según analistas

La Asociación de Bancos Privados (Asobanca) alertó sobre cuatro medidas que tomó la Junta de Política de Regulación Monetaria y Financiera.

En la resolución 302-2016-F se dispone el aumento del Encaje Legal del 2% al 5% para los bancos que tengan más de $ 1.000 millones en activos.

La función principal de los intermediarios financieros (bancos, cooperativas de ahorro y mutualistas) es captar recursos del público y con ellos otorgar préstamos. Dada la naturaleza de su negocio, las entidades financieras deben mantener parte de sus fondos en activos líquidos o activos de reserva, para cubrir retiros de fondos por parte de sus clientes. Con el fin de disminuir el riesgo de los depósitos del público en el sistema financiero, el Banco Central del Ecuador determina que un porcentaje de esos recursos captados deben estar depositados en el BCE. El encaje bancario es ese porcentaje de recursos que deben mantener congelados los intermediarios financieros que reciben captaciones del público

Según el analista económico Cristian Montes,  el Banco Central puede utilizar el encaje indirectamente para aumentar o disminuir la cantidad de dinero que circula en la economía, lo cual es “peligroso” a su criterio.

Por ejemplo, cuando el encaje sube, las entidades financieras cuentan con menos recursos para prestar, porque deben dejar un porcentaje mayor en sus reservas. Así, al haber menos dinero para prestar al público, entra menos dinero a circular y se disminuye la liquidez. Por el contrario, cuando el Banco Central baja los porcentajes de los encajes, permite que las instituciones financieras tengan más dinero disponible para prestar al público, y por lo tanto la cantidad de dinero en circulación aumenta.

Para Julio José Prado, presidente de la Asobanca, esto buscaría inmovilizar parte de la liquidez que los bancos privados tienen depositada en el Banco Central del Ecuador (BCE): $ 750 millones. Lejos de reactivar la economía una medida como esta restringe la concesión de crédito, afirmó.

En la resolución 298-2016-F, en cambio, se permite que un 20% del Fondo de Liquidez de los Bancos ($ 2.300 millones) pueda prestarse a las cooperativas. Para la banca privada esto es inconveniente, pues esos fondos deberían manejarse de forma separada.

Una cuarta resolución, la 301-2016-M, dispone que “las entidades del sector público no financiero, no podrán mantener depósitos e inversiones financieras en el exterior, sin contar con la autorización de la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera. Los depósitos e inversiones financieras, incluyendo capital e intereses, que estas entidades mantengan en el exterior sin contar con la autorización de la Junta, deberán ingresar de manera obligatoria al país hasta el 31 de diciembre de 2016 y se depositarán en el Central”.

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario