Editorial

¿Gobiernos progresistas?

El Presidente ecuatoriano Rafael Correa, durante sus más de 9 años de poder se autoproclamado como Gobierno Progresista, y no tan solo se refiere a él, sino a Venezuela, Brasil, entre otros países que desde su perspectiva son progresistas, aunque para el mundo sean más bien dictaduras tapiñadas de izquierda progresista.

Pero veamos si realmente estos países son progresistas como se autoproclaman o proclamaron:

Según datos del Banco Mundial, Venezuela en el 2015 tuvo un decrecimiento del Producto Interno Bruto en -5,7%  y una inflación de 121%.

captura-de-pantalla-2016-09-17-a-las-11-17-49-p-m

 

Ecuador, cuyo presidente se jacta de ser progresista, tuvo un crecimiento de tan solo 0,3% en 2015, mientras que en el 2016 será de -4%.

Captura de pantalla 2016-09-17 a las 11.26.43 p.m..png

En Ecuador, de hecho, la pobreza aumentó ligeramente del 22,5% en 2014 a un 23,3% en 2015 debido a un incremento de la pobreza rural que pasó del 35,3% al 39,3%. Además, la rápida desaceleración macroeconómica ha afectado las expectativas de los hogares y de las empresas – reflejado, por ejemplo, en los índices de confianza del consumidor y empresarial, así como en los niveles de consumo privado – provocando una compresión adicional de la demanda doméstica.

Adicionalmente el Gobierno ecuatoriano llegó a su nivel máximo de endeudamiento, lo que ha provocado que ahora quieran sobrepasar el 40% del PIB que es el máximo permitido para endeudarse.

Otro país gobernado hasta hace poco por un “Gobierno Progresista” fue Brasil, con un decrecimiento en el 2015 del -3,9%.

Captura de pantalla 2016-09-17 a las 11.37.54 p.m..png

Mientras que países como Colombia y Perú que se han mantenido al margen del llamado socialismo progresista han mantenido un crecimiento en sus economías admirable.

Captura de pantalla 2016-09-17 a las 11.41.13 p.m..pngCaptura de pantalla 2016-09-17 a las 11.41.42 p.m..png

Estos datos nos dejan muy claro que el llamado progreso sin duda alguna no está en la economía, ni en la calidad de vida, entonces ¿dónde está?.

 

 

Anuncios
Redacción
Periodismo e investigación

Deja un comentario