\ Científicos revelan cuándo se invertirán los polos magnéticos de la Tierra - Periodismo Ecuador

Científicos estadounidenses descubrieron que los polos magnéticos de la Tierra se invierten cada 26 millones de años, lo que permitió calcular que el próximo cambio se realizará dentro de unos 25 millones, tal como se pudo analizar a partir de un estudio realizado con datos paleomagneticos y geocronológicos con hasta 375 millones de años de antigüedad.

En el pasado se creía que esta inversión se producía cada 16 millones de años. El dato se había obtenido a partir de los flujos de magma que se mueven desde el núcleo hacia la corteza terrestre, pero esta cifra se modificó tras los últimos descubrimientos.

A pesar de que para algunos suene absurdo estudiar un fenómeno que se producirá dentro de 25 millones de años, los científicos aseguran que es importante tener un estimativo sobre cuándo puede producirse el fenómeno de inversión, porque durante este proceso, que se inicia miles de años antes, los cambios magnéticos se debilitan y producen cambios en la Tierra que hacen que las condiciones para la vida sean muy difíciles.

¿Qué pasaría si se invierten los polos de la Tierra?

Lo cierto es que, lo notemos o no, el campo magnético de la Tierra, que nos protege de gran parte de la radiación que nos llega del espacio, sobre todo del Sol, se mueve continuamente. Desde que en 1861 se ubicó por primera vez el polo norte magnético, éste se ha movido más de 1.000 kilómetros, y el movimiento se ha acelerado en los últimos años según los científicos de la NASA: de 10 a 40 millas al año. De seguir así, como se espera que ocurra, en unas décadas estará posicionado sobre Asia y no sobre Norteamérica como está hoy.

Miguel Herraiz, profesor de Geofísica en la Universidad Complutense, explica que estos movimientos son normales, y no siempre predicen una futura inversión magnética. “Siempre hay un pequeño desfase entre la dirección que marca la brújula que corresponde al meridiano magnético y el meridiano geográfico. Es lo que conocemos como declinación del lugar y se produce porque el campo magnético de la Tierra se encuentra en constante deriva hacia el oeste”.

Pero si efectivamente nos encontrásemos en un proceso de inversión de la polaridad, podría llegar el momento en el que las brújulas y demás sensores magnéticos nos marcasen como polo sur los lugares más insospechados. “Se trataría de una inversión progresiva: para llegar del norte al sur, los polos magnéticos tendría que recorrer casi toda la circunferencia de la Tierra. Llegado un momento, estarían a la altura del ecuador”, explica Herraiz.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario