\ Amatrice ya no existe - Periodismo Ecuador

“Varias personas faltan a la lista, no tenemos datos definitivos”, explica a las 10 de la mañana Stefano Petruci, alcalde de Accumoli, epicentro del seísmo que la pasada noche ha provocado en el centro de Italia 24 muertos y un centenar de desaparecidos. Sus palabras retratan un balance totalmente provisional de las sacudidas que han destruido decenas de pedanías y barrios enteros de pueblos y pequeñas ciudades encaramados en la cordillera de los Apeninos centrales.

El primer testimonio de la noche, recogido por teléfono por el canal 24 de la RAI a menos de una hora de la primera sacudida de 6.0 grados, fue de la profesora Rosa María Marini. En aquel momento estaba corriendo desde su casa hacia del campo deportivo de Norcia y por su teléfono llegaban los gritos de los ciudadanos despavoridos que corrían como ella para huir del centro urbano. “En medio de la calle hay un balcón caído”, describía durante su carrera. “Aquí no podemos pasar, porque se ha derrumbado un edificio”, añadía después.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario