Breve historia: 10 de agosto de 1809

El Primer Grito de la Independencia inicia el 9 de agosto de 1809. Ese día en la casa de Manuela Cañizares, ubicada junto a la iglesia de El Sagrario, un núcleo de intelectuales, doctores, marqueses y criollos se reunieron para definir una estrategia para liberarse del yugo español.

Esa noche, los historiadores afirman que ante la desmotivación de algunos de los presentes, Manuela Cañizares les increpó: “¡Cobardes (…) hombres nacidos para la servidumbre ¿ De qué tenéis miedo…? ¡No hay tiempo que perder…!”. En la madrugada del 10 de Agosto se organizó la Junta Soberana de Gobierno. Juan Pío Montúfar, Marqués de Selva Alegre, fue el presidente de este núcleo, que buscó derrocar del poder a Manuel Urriez Conde Ruiz de Castilla, quien presidía la Real Audiencia de Quito. En la toma de esta decisión estuvieron el obispo José Cuero y Caicedo (vicepresidente), además Juan de Dios Morales, secretario del despachosl del Interior; Manuel Quiroga , de Gracia y Justicia y Juan Larrea, de Hacienda, además de ciudadanos, quienes lucharon por terminar con el yugo español.

Ya, el 10 de Agosto, el doctor Antonio Ante, secretario general de la Junta de Gobierno, visitó a Manuel Urriez, quien fue el presidente de la Real Audiencia de Quito, para comunicarle que la Junta de Gobierno decidió relevarlo de sus funciones. A este acto, de notificación se conoce como el Primer Grito de la Independencia. Entre tanto, el coronel Juan de Salinas, al mando de las fuerzas militares, declaró la lealtad a la Junta de Gobierno y al rey Fernando VII. La Junta Soberana de Gobierno, 6 días después, realizó un Cabildo Abierto en el Convento de San Agustín, en donde ratificaron todo lo actuado el 10 de Agosto. Las decisiones de la Junta fueron informadas a las autoridades de ciudades cercanas, quienes consideraron estas acciones como una rebelión, por lo que decidieron enviar fuerzas militares desde Guayaquil, Popayán y Pasto para así aplacar los aires de independencia de Quito.

El 24 de octubre de 1809, tras varios meses de intensas peleas, Juan José Guerrero y Mateu, quien asumió la presidencia de la Junta tras las múltiples presiones que recibió Juan Pío Montúfar que llevaron a su renuncia, negoció la rendición con el Conde Ruiz de Castilla, con la única condición de que no se tomen represalias en contra de ninguno de los revolucionarios. Tras la llegada de tropas militares de Quito y Guayaquil, el Conde Ruíz de Castilla disolvió la Junta de Gobierno y ordenó la persecusión y captura quienes integraron el cónclave revolucionario. Un año después, exactamente el 2 de agosto de 1810, soldados y simpatizantes de la mencionada Junta ingresaron al cuartel militar en búsqueda de los presos. Este hecho originó la matanza de todos los insurrectos, en la denominada Matanza del 10 de agosto. Según los historiadores de la ciudad, las fuerzas reales españolas habrían asesinado a casi 300 personas, incluídos 40 de los próceres del Primer Grito de la Independencia.

Los intentos independentistas se consumaron al mando del mariscal Antonio José Sucre en la Batalla de Pichincha de 24 de Mayo de 1822. Este hecho llevó a la liberación de Quito y aseguró la independencia de las provincias que pertenecían a laReal Audiencia de Quito.

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s