Mar. Nov 30th, 2021

Pese a ser compañeros de bloque de Alianza País (AP), los asambleístas Mariangel Muñoz, Esperanza G., Lautaro Sáenz y José Zapata están en extremos opuestos. La primera ha asistido a todas las sesiones del Pleno. Los otros tres integran una especie de ‘top ten’ de quienes más han faltado a las convocatorias en el hemiciclo en lo que va de este 2016.

EL COMERCIO accedió a información consolidada de la Secretaría de la Asamblea. Allí aparecen nueve oficialistas y un asambleísta de oposición entre los 10 que acumulan más faltas a las sesiones del Pleno. Esperanza G., sentenciada a 3 años de prisión por el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia, no ha podido ir a ninguna sesión este año porque está presa. Su abogado, Ramiro Román, presentó un recurso de apelación que todavía se tramita. Sin sentencia en firme, no ha perdido su curul. Consta en el rol de pagos de abril de la Legislatura. Su alterno ha acudido a las sesiones.

El segundo de la lista es Lautaro Sáenz. Pese a las insistentes llamadas a su celular, no se concretó entrevista para conocer por qué solo asistió a dos de 27 convocatorias. Quien sí contestó fue su alterna, Beatriz García, que ha asistido 13 veces al Pleno, en lo que va del año.

Ella es profesora en Ricaurte, Los Ríos, y pide permiso para suplir a Sáenz. La Asamblea le da la movilización en avión. No tiene un equipo propio para proponer leyes.

Para que un alterno asista, el titular debe enviar una excusa a la Secretaría y convocarlo. Un legislador percibe un salario mensual de USD 5 009.

En caso de que no justifique las faltas a las comisiones o al Pleno, no se le paga el día de trabajo que equivale a USD 166,97, según consta en el Reglamento de Multas por Ausencias y Retrasos. El texto detalla las cuatro justificaciones que se pueden presentar para no sufrir sanciones pecuniarias: fuerza mayor, problemas de salud, calamidad doméstica y delegación oficial.

Nota completa El Comercio

Deja un comentario