El presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, rechazó hoy la decisión del líder interino de la Cámara de Diputados de anular la sesión en la que se votó a favor de un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, y destacó que seguirá adelante con el proceso.

El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, decidió anular la sesión de votación para pedir al Senado que inicie un juicio político a Rousseff.

La inesperada decisión se dio dos días antes de que el pleno del Senado vote una recomendación de una comisión para juzgar a la mandataria por cargos de violar leyes presupuestarias.

Calheiros dijo que el proceso seguirá adelante como estaba planeado. Si el Senado vota a favor de enjuiciar a Rousseff, la mandataria será suspendida de inmediato por hasta 180 días.

La Nación

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario