\ Mil millones recogerá el Gobierno en impuestos para tragedia - Periodismo Ecuador

En el lapso de un año, el Gobierno espera recaudar unos 1.000 millones de dólares con las nuevas medidas tributarias propuestas por el Ejecutivo, para reconstruir las zonas afectadas por el terremoto del domingo pasado. Así lo estimó el analista económico Alberto Acosta Burneo.

Esta cifra fue ratificada por el ministro Coordinador de Política Económica, Patricio Rivera; y el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando. Ambos estimaron una recaudación de entre 650 y 1.000 millones de dólares, en un año, con la imposición de un 2% adicional en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el 3% sobre las utilidades societarias, el 0,9% para patrimonios superiores a 1 millón de dólares, el aporte de un día del sueldo a las personas que ganen más de 1.000 dólares y la venta de activos del Estado.

Según estimaciones del Régimen, solo por la recaudación del 14% IVA se podrían recaudar unos 720 millones de dólares. Aunque este impuesto sería cobrado en las zonas afectadas. Además, según el Ministerio Coordinador de la Producción, no afecta ni a las medicinas ni al 90% de los alimentos.

El malestar ante esta medida no se hizo esperar luego del anuncio de las mismas. El alcalde de Guayaquil Jaime Nebot, por ejemplo, aseguró que estaría de acuerdo si no hubiera una crisis previa.

“Si se sube el IVA, aunque sea al 16%, pero se vende menos y cobra menos, también se va a recaudar menos”, escribió Nebot en su cuenta de Twitter. “Las medidas que pretende tomar el Gobierno pueden terminar generando menos recaudación y más paralización”.

El analista Acosta Burneo coincide con esta opinión y advierte una posible contracción de la economía. “Con más impuestos se reduce la actividad económica y la disponibilidad de recursos en el bolsillo de los ecuatorianos”, dijo.

Pablo Arosemena, de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio, también ve con preocupación estas medidas. “El gran clamor de los comerciantes es dar un alivio a la cadena de valores”.

¿Se pudo tomar otras medidas?

La reducción del gasto público, eliminando entidades no prioritarias y publicidad estatal, son algunas de las opciones de algunos analistas. El exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, por ejemplo, considera que “no se está pasando una factura equitativa”.

“El Gobierno no anuncia ninguna reforma de reducción impositiva. No está compartiendo el costo”, dijo. “Es el traspaso la deuda de un bolsillo a otro y lo que requiere el país es una inyección fuerte de liquidez”.

Pozo considera incluso que la recaudación no va a ser ni de lejos lo que esperan. “Hay un proceso recesivo, la recaudación del IVA en los primeros meses de este año es 20% inferior a los mismos meses del año pasado. Lo más probable es que el año se recupere menos y se profundice la recesión”.

La venta de los bienes incautados es una de las medidas que podrían servir al Estado, agrega Pozo, y esta no es una opción que descarta el Régimen; de hecho, ya fue anunciada la posible venta de activos del Estado. Para ello, indicó el ministro Rivera, se realizará un mapeo de la infraestructura no esencial del Estado.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, dijo “no estar de acuerdo en la creación de impuestos como una forma de superar la crisis. Por el contrario, consideramos que primero hay que reducir el gasto público. Hay que cortar gastos de movilización así como el inmenso aparataje de comunicaciones es un área de oportunidad para reducir gastos”.

Ante el reclamo de varios sectores para el cierre de la Secretaría del Buen Vivir, la eliminación de los enlaces ciudadanos y la publicidad estatal, el presidente Rafael Correa manifestó: “Si quieren eliminamos la Secretaría de la Felicidad; si eso le pone contenta a la oposición, para que tengan un poco de alma”, y agregó: “O sea que los 30.000 (dólares) semanales del informe del Presidente es lo que quiebra al país. Suspendemos las sabatinas. No trabajo los sábados. Muchas gracias”.

La Hora

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario