Dom. Mar 7th, 2021

Rafael Correa

El pasado martes 23, el ministro coordinador de Política Económica, Patricio Rivera, anunció que se efectuaría un reajuste al Presupuesto General del Estado de 2016 (PGE-2016). Esta decisión según el ministro permitiría reelaborar las cuentas fiscales considerando «la crisis mundial por la que atravesamos». El reajuste en primera instancia proviene  del  litigio generado en 2006 por $ 900 millones a la empresa petrolera Oxy que, una vez perdido un laudo arbitral internacional, Ecuador deberá cancelar por haber declarado la caducidad de su contrato en el Bloque 15 y la reversión de sus instalaciones, sin embargo esto ya se conocía desde el año anterior razón por la cual las críticas no se han hecho esperar.

 Ayer el presidente de la República confirmó a los medios de comunicación que “el lunes he tenido otra reunión muy larga sobre presupuesto para ajustar el precio referencial del barril, estaba a 35 y lo hemos ajustado a 25 (dólares)”. El Jefe de Estado también aclaró que se va a priorizar la inversión en el sector social “sin afectar a los más pobres”. Y agregó que, al igual que en 2015, cuando también se ajustó el PGE, se trabajará en beneficio de la clase baja del país.

“Ellos (la oposición) dicen ‘no ha hecho nada Correa’ y proporcionalmente hemos hecho más que México y Brasil (…) y lo hicimos sin afectar a los más pobres. Ellos están esperando el garrotazo a la clase baja, que sigan esperando”, puntualizó. Las eventuales implicaciones de la modificación de los supuestos del PGE-2016 pueden ser apreciadas considerando la estructura actual de los ingresos y gastos fiscales.

Actuales Ingresos

Actualmente el principal componente del Presupuesto del Estado está constituido por ‘ingresos tributarios’, es decir impuestos, que -según la estimación efectuada en el año pasado antes de la presentación de la proforma al Legislativo- alcanzarían los $ 18.083 millones en 2016. En cambio, los ‘ingresos no permanentes’ -donde se incluye la previsión de ingresos petroleros calculada asumiendo un precio promedio de $ 35 por barril- representaron apenas $ 673,5 millones o el 3% de los ingresos totales aprobados.

Deja un comentario