Actualidad

Jean Paul Flores implicado en el tema de la narcovalija fue asesinado a su llegada a Ecuador

NARCOVALIJA20120301H1

Investigación de Focus Ecuador: Lo que se sabía respecto a los sentenciados en Italia por la NarcoValija era esto: que eran cinco en total, cuatro ecuatorianos y un estadounidense, que a los principales responsables –Cristian Loor y Jorge Luis Redrobán– , los jueces italianos del III Tribunal de lo Penal les pusieron condenas de 10 años de cárcel y una multa de40.000 euros; la sentencia, emitida el 15 de noviembre de 2012, diez meses después que se descubrieron 40 kilos de cocaína enviadas desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador en valija diplomática hasta el consulado de nuestro país en Milan, también incluía penas para Luis Carlos Hurtado Baidal y Tulio Jesús Pazo Toro, a ocho y seis años de prisión, respectivamente. Y había un quinto sentenciado, con la menor pena: Jean Paul Flores Mosquera, que siempre fue identificado en las noticias que llegaban desde Italia como estadounidense y cargó con una sentencia de cuatro años de cárcel.

Lo que no se sabía es que este último sentenciado por la Narcovalija, Jean Paul Flores Mosquera, de 41 años, era ecuatoriano, cumplió su pena en Italia, regresó a Ecuador y fue asesinado por supuestos sicarios. El hecho de sangre ocurrió en Guayaquil el pasado 3 de septiembre de 2015 y fue recogido por los medios de comunicación como uno de los tantos crímenes por encargo que se dan en el Puerto Principal.

“Mi hijo estuvo en el lugar equivocado”, dijo el padre de Rudy Sáenz, quien explicó que el joven salió de su casa -ubicada a 5 cuadras del crimen- a vender unas tablas de bingo. Y se encontró en el lugar con una persona con quien entabló conversación. Ese momento llegaron los sicarios.

El hecho inusual que afirman los testigos es que después de cometidos los crímenes, inmediatamente llegó una camioneta Chevrolet Luv Dimax con personas que se bajaron a recoger los casquillos.

Otro hecho inusual fue la tardía presentación en la Fiscalía de una denuncia por la muerte de Flores Mosquera, cuyo cuerpo fue enterrado en el Cementerio General de Guayaquil: casi dos meses después de cometido el asesinato, en noviembre del año pasado. La presentó quien se presentaba como su esposa, pero no aportó mayores detalles de las posibles causas del hecho, ni tampoco proporcionó ninguna información del antecedente penal que tuvo la víctima en Italia. Situación diferente a la de los familiares del otro fallecido, Rudy Sáenz, que inmediatamente acudieron a la Fiscalía a denunciar el crimen.

Nota completa: http://focusecuador.net/2016/02/17/el-primer-muerto-de-la-narcovalija/

Categorías:Actualidad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.