Los estudiantes del Colegio Montúfar, en el centro sur de la ciudad, no asistieron a clases y sacaron los pupitres al patio en una protesta pacífica tras los hechos violentos del lunes que terminaron con la detención de cuatro alumnos y un policía herido.

Según diario El Comercio, otro grupo se ubicó en el cerramiento principal que da a la avenida Napo. No pueden salir, porque aseguran que la puerta fue soldada después que ingresaron.

Los alumnos portan carteles en rechazo a las medidas tomadas.
Entre las leyendas se lee: “Mamá perdóname por no estar en las aulas salí a protestar por mi educación”, “Queremos libertad, no persecución”, “Apoyo total a los verdaderos maestros del MH”. Los conductores que circulan por la zona respaldan la medida con los pitos de los autos.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario