Mar. Nov 30th, 2021

Aguiñaga

Exactamente veintidós dólares fue el precio promedio por metro cuadrado que en 2010 pagó el Ministerio del Ambiente al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), por la transferencia de 220, 86 hectáreas de terrenos del área de recreación Samanes, en Guayaquil.

La entonces titular de la cartera del Ambiente, Marcela Aguiñaga -hoy asambleísta- había formulado al Ministerio de Defensa la propuesta de compraventa de esos predios ubicados dentro de una superficie que había sido declarada Patrimonio Natural de Áreas Protegidas.

Aguiñaga hasta el momento no ha dado declaración alguna sobre el tema, mientras que el secretario jurídico de la Presidencia de la República, Alexis Mera, ha dicho que el pago de 48 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas, con un supuesto sobreprecio de 41 millones de dólares, fue producto de “errores de buena fe”, cometidos mientras Marcela Aguiñaga se desempeñaba como Ministra.

En declaraciones recogida por el sitio oficial El Telégrafo, Alexis Mera ha dicho que ha sido él quien se ha encargado “de enviar cartas para solicitar que se rectificara una anomalía dentro de la adquisición de lotes que realizó el Ministerio de Ambiente al ISSFA. “Yo había mandado cartas reiterando que se rectifique y lo que había hecho es ratificar lo que todos sabemos, que hay una ilegalidad manifiesta de la compra venta”, dijo.

A criterio de Mera, el problema de ciertos oficiales fue pensar que el Issfa puede mantenerse solo. “Ellos están formados en las armas y no en la administración pública. El Issfa no se mantiene solo, si el Gobierno subsidia las pensiones”, dijo y reiteró que en 2015, el Gobierno pagó más de $ 300 millones en pensiones.

Deja un comentario