30 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Compradores de viviendas se muestran resistentes e inseguros

2 minutos de lectura

ConstrucciónLas últimas medidas tomadas por el Gobierno han afectado inmediatamente al sector de la construcción, que ha decir de las constructoras sus ventas han bajado hasta en 40%, pues aseguran que los compradores de las viviendas se muestran inseguros al querer adquirir el bien.

El Banco Central del Ecuador (BCE) ajustó a la baja la previsión de crecimiento para este año, del 4,1% a 1,9% por la caída del precio del crudo y la apreciación del dólar. Esto significa una desaceleración de la economía frente al 2014, cuando creció 3,8%.

El principal elemento que impactará en el escenario económico de este año es una caída en la formación bruta de capital fijo (inversión en construcción, maquinaria, equipo, etc.), que se contraerá 9,5%, la mayor caída desde que la economía ecuatoriana se dolarizó.

Cristian Molina, dueño de una ferretería al sur de Quito asegura que el impacto en sus ventas en lo que va del año ha sido alto, «casi a la mitad han bajado las ventas».

Así también la constructora  Proaño Proaño a través de un comunicado reconoce que durante el último período, el sector de la construcción se ha visto afectado por diversas regulaciones aplicadas en el país, por esta razón los compradores de viviendas se muestran resistentes e inseguros al adquirir un nuevo inmueble. En este caso, para Proaño Proaño, estos han sido retos complicados, pero gracias a su organización, han sabido mantenerse y seguir trabajando para salvaguardar los intereses de sus clientes.

Al momento, la constructora cuenta con dos importantes proyectos en marcha: Plaza Garden y Foresta, los mismos que seguirán su normal proceso de construcción con la finalidad de cumplir con los plazos establecidos de entrega (2016 y 2018 respectivamente). Asimismo, a pesar del encarecimiento de materiales de construcción, los precios de los departamentos vendidos antes de esta fecha no tendrán ningún tipo de variación, como lo asegura Joan Proaño, gerente general de la constructora “no es ético cambiar el costo final de un inmueble, una vez que ya fue vendido, por lo que la constructora tendrá que asumir de su presupuesto estos costos imprevistos”.  

La ministra Coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, dijo en días pasados que el sector de la construcción en general está siguiendo el ciclo económico por lo que se está trabajando en conjunto para reactivar la producción. Recordó que el dinamismo que tuvo el sector en los últimos años se debe también a la gran demanda de la inversión pública en infraestructura.

DLB

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.