30 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Medicina podría extender la vida de los seres humanos hasta 142 años

4 minutos de lectura

Japanese woman Misao Okawa, who turns 116 years old, receives her birthday cake to celebrate at a nursing home in Higashi-Sumiyoshi, Osaka on March 5, 2014. Okawa, who was born in 1898, was awarded as the world oldest living person by Guiness World Records last June. Mrs. Okawa attributes her longevity to a good eating and sleep. ( The Yomiuri Shimbun via AP Images )

Japanese woman Misao Okawa,  who turns 116 years old, receives  her birthday cake to celebrate at a nursing home in Higashi-Sumiyoshi, Osaka on March 5, 2014.  Okawa, who was born in 1898, was awarded as the world oldest living person by Guiness World Records last June.  Mrs. Okawa attributes her longevity to a good eating and sleep. ( The Yomiuri Shimbun via AP Images )
Japanese woman Misao Okawa, who turns 116 years old, receives her birthday cake to celebrate at a nursing home in Higashi-Sumiyoshi, Osaka on March 5, 2014. Okawa, who was born in 1898, was awarded as the world oldest living person by Guiness World Records last June. Mrs. Okawa attributes her longevity to a good eating and sleep. ( The Yomiuri Shimbun via AP Images )

Se viven tiempos extraordinarios: las personas son cada vez más longevas. Y en gran parte es gracias al avance de la ciencia, algo que para una generación atrás habría sonado a ciencia ficción.

Según un informe publicado en la revista Time, un estadounidense nacido hoy tiene una vida útil promedio de 20 años más que uno nacido en 1925. Y, por primera vez en la historia de los Estados Unidos, el número de personas mayores de 60 años supera a los menores de 15.

En su portal web de Investigación e Ideas, PwC presenta los retos de la vejez y la búsqueda de una vida útil prolongada. En la publicación, se menciona que los grandes avances científicos y tecnológicos han logrado el descubrimiento de un nuevo medicamento que prolonga la vida de los ratones y, posiblemente, la de los seres humanos también.

La Universidad de Texas Health Science Center, en San Antonio, ha sido la encargada de la investigación, implementando varias pruebas científicas al ratón UT2598. El promedio de vida de un ratón es de 2.3 años y este roedor tiene la oportunidad de batir el récord de vida aproximadamente en 4.
Lo que retarda su envejecimiento es un compuesto llamado rapamicina, que además evita el daño de ciertas células. Si el mismo tratamiento se aplicara a los seres humanos, la esperanza de vida podría extenderse hasta los 142 años.

Los experimentos con el ratón UT2598 y rapamicina son sólo un ejemplo del tipo de investigación sobre longevidad y genética que se están produciendo actualmente en el mundo.

En un artículo publicado recientemente por The Economist se informó que Japón está sirviendo como laboratorio del mundo para la venta de productos dirigidos a los consumidores de mayor edad.
El crecimiento de esta “gran generación” supondría la creación de un nuevo sector llamado “salud digital”. La tecnología portátil se volverá más barata y más sofisticada, y la calidad de los datos mejorará. Estos dispositivos y sus aplicaciones asociadas, se convertirán en una parte de la vida de los consumidores de mayor edad.

Envejecer solía tener consecuencias limitadas en una sociedad global, sin embargo hoy en día, gracias a una creciente clase media y las mejoras en la dieta y la salud, millones de personas en el mundo vivirán más tiempo.

Según cifras de PwC, para el año 2025 existirá un billón más de personas viviendo en el planeta, de las cuales 300 millones serán personas que sobrepasen los 65 años de edad.
En el Ecuador, se estima que la prolongación de vida será de 77,4 años en el próximo quinquenio, según el anuario estadístico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Un gran ejemplo de longevidad en el país es el conocido Valle de Vilcabamba, un pequeño poblado rural andino, con cerca de 5.000 habitantes. En las últimas tres décadas, ha sido objeto de estudio por parte de investigadores de todo el mundo ya que posee los habitantes más longevos del mundo, algunos superando los 120 años de vida.
Según datos del Municipio de Loja, científicos han planteado que la presencia de magnesio en las aguas de los ríos de este Valle, produce un efecto de “chelación”, es decir, la capacidad de diluir grasas y minerales como el calcio, determinantes en la arteriosclerosis.
La transformación en la demografía supondrá cambios en los sistemas de salud y servicios sociales. En su publicación, PwC presume que el sector de servicios financieros tendría que pasar de préstamos a ayudar a la gente a financiar y a administrar sus jubilaciones, por lo que existirían descensos de apoyo estatal.

El avance de la longevidad es un reto. La cultura que rige hoy, dice cuándo obtener una educación, casarse, tener hijos, comprarse una casa, trabajar y jubilarse; y toda esta lista no coincide con la duración de la vida actualmente. La cultura de hoy en día ofrece mucho en poco tiempo.
Si bien es cierto la ciencia y tecnología son las razones más claras para comprender el aumento de la expectativa de vida. Si se mira hacia el futuro, la ciencia y la medicina tendrán una rol importante sobre la manera de cómo se extenderá la vida. Pero para tener una idea de hacia dónde vamos, la posibilidad de una vida longeva sirve también para detenerse a pensar en cómo se ha llegado hasta aquí.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.