28 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Deslaves dejan 5 fallecidos y 36 heridos

3 minutos de lectura

En la via Papallacta Baeza desde la tarde de ayer se reportarob varios deslaves dejando dos vehiculos destrozados

En la via Papallacta Baeza desde la tarde de ayer se reportarob varios deslaves dejando dos vehiculos destrozados
En la via Papallacta Baeza desde la tarde de ayer se reportarob varios deslaves dejando dos vehiculos destrozados

El frío era implacable. La llovizna no dejaba de caer y el viento arremetía con fuerza en la carretera que conecta Papallacta con Baeza, en Napo. Desde el miércoles se reportaron, al menos, cuatro deslaves en la vía.

En uno de ellos murieron tres mujeres y dos resultaron heridas. Ellas regresaban a la capital luego de un paseo familiar. Según las autoridades, el accidente ocurrió cerca de las 15:00, cuando el Jeep Vitara, color negro, fue alcanzado por un deslave que lo arrastró hasta una hondonada, entre lodo, piedras y arbustos.

Las dos heridas, Yolanda y Pamela Idrobo –de 63 y 30 años– fueron trasladadas al hospital de Los Valles, donde se recuperan de las lesiones. Los cadáveres llegaron, la madrugada de ayer, a la morgue de la capital. Una de las fallecidas había llegado hace un mes desde Estados Unidos.

Ayer, el jeep en el que viajaban estaba destrozado a un costado de la ruta.

William Pozo, coronel de policía, estaba en el kilómetro 40. «Hemos tratado de habilitar la vía para evacuar los carros entre deslave y deslave», dijo, mientras los vehículos avanzaban por un angosto corredor.

Muy pocos se aventuraban a caminar porque el clima no colaboraba. En el kilómetro 52, una caravana estaba varada. Uno de los autos tenía los vidrios empañados por el calor de sus ocupantes. Junto a él, Ricardo Ortega, de 33 años, caminaba con sus botas y pijama puestos.

Él dijo que se salvó de milagro. Disimulaba su nerviosismo con una amplia sonrisa. «Iba a Guayaquil desde el Coca–Codo Sinclair para cargar cemento, estoy aquí desde las 18:00 del miércoles, pero a eso de las 07:00 de ayer, me cayó la tierra encima», relató. Pensó en sus hijos, pero su tráiler solo tenía unas ramas encima. Ayer con sus amigos se preguntaban si la situación mejoraría y se calentaban comiendo fritada con papas cocinadas.

Un poco más adelante, en el kilómetro 58, una caseta sirvió de refugio. Las pocas personas que estaban adentro no sabían si avanzarían hacia la capital o regresarían por donde vinieron. Édison Cuenca, un servidor público, se abrigaba con una gruesa chompa. Salió de Lumbaqui, en Sucumbíos hacia Pichincha, pero solo avanzó hasta Cuyuja, en Napo. Salió el miércoles temprano y le tocó presenciar una tragedia.

Él intentaba volver hacia Sucumbíos y frente a él circulaba un bus de la cooperativa Baños. Cuenca vio como una gran cantidad de tierra cayó sobre el automotor y destrozó su parte trasera. «Si no hubiera sido por una baranda, el bus se iba para el abismo», narró. Extraoficialmente se conoció que una persona murió y, al menos, 20 resultaron heridas. Según el ECU 911, los afectados fueron llevados hasta el subcentro de Salud de Baeza.

Expreso

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.