\ Si tiene pensado viajar a la Copa América 2015 debe vacunarse contra la meningitis - Periodismo Ecuador

vacuna-hepatitis-bPor el aumento de casos de meningitis por meningococo en Chile, la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero recomendó la vacuna contra esta enfermedad a todos aquellos que viajen al país austral con motivo de la Copa América 2015.

En el último documento de recomendaciones la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero afirma: “En Chile predominan los serotipos W y B de meningococo. Dada la situación de aglomeraciones hay riesgo aumentado. Se recomienda vacuna antimeningocócica cuadrivalente para viajeros, administrada al menos 2 semanas antes del viaje con la cual se obtendría una adecuada cobertura” [3]

De acuerdo con el departamento de epidemiología del Ministerio de Salud de Chile, en lo corrido del 2015 se han confirmado 15 casos de meningitis por meningococo en este país, cifra que supera en un 60% el registro del año anterior.[4]

En el año 2014 se  confirmaron 148 casos de Enfermedad Meningocócica en Chile, lo cual dejó como resultado 31 personas fallecidas. Esta cifra representa un  21% de letalidad.[5]

Los casos confirmados en 2015 se han presentado en edades que oscilan entre los 2 meses y los 69 años y, con una incidencia del 66% en mujeres.[6] Esta enfermedad dejó cinco muertes en enero del presente año[7], lo cual prende las alarmas de las autoridades chilenas ante la llegada masiva de turistas con motivo de la Copa América 2015.

Del total de casos confirmados el serogrupo W representa el 40%[8], y cabe resaltar que en el año 2000, poco después de una peregrinación a La Meca, se registró el último brote a nivel mundial con la expansión del serotipo W. Ese serotipo de la bacteria había sido aislado durante la década del ’60 en los EE.UU pero hasta ese momento no revestía agresividad. Sin embargo, ese año causó unos 400 casos de meningitis por meningococo reportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ningún país de América Latina está exento de sufrir un brote.[9] El serotipo W ha incrementado el número de casos en Chile desde el 2012 y hoy es el principal serotipo causante de enfermedad meningocócica invasiva, asociada a una alta letalidad.[10]

De igual manera, la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero recomienda a todos los visitantes  actualizar las vacunas rutinarias según edad y de acuerdo a los calendarios de vacunación de cada país y, realiza a su vez, especial recomendación con las vacunas de Influenza, Hepatitis A, Hepatitis B y Fiebre Tifoidea, Rabia y Fiebre Amarilla.

Para más recomendaciones visite: www.slamviweb.org

Sobre la meningitis

La meningitis meningocócica puede causar también una infección generalizada -sepsis meningocócica o meningococcemia- y producir la muerte en 24 o 48 horas[11].

La enfermedad es letal en uno de cada 20 niños afectados por meningitis y también muere uno de cada tres con meningoccemia. En casos de sepsis meningocócica, la muerte puede ocurrir apenas 12 horas después de iniciados los primeros síntomas[12].

Aun con los cuidados apropiados y el tratamiento oportuno, muere entre el 10 y el 20% de los afectados, pero la mortalidad aumenta hasta la mitad de los casos si la infección se agrava y disemina a través de la sangre (sepsis o meningococcemia)[13]. La meningitis siempre debe considerarse una urgencia médica y es de notificación obligatoria[14].

Además de su alta mortalidad y de la rápida progresión de sus síntomas -que inicialmente pueden confundirse con los de la influenza, y por eso no siempre es fácil el diagnóstico-, la meningitis meningocóccica deja secuelas: una de cada 5 sobrevivientes sufre daño cerebral, pérdida auditiva, amputación de alguna de las extremidades y/o dificultades para el aprendizaje[15].

El meningococo es, actualmente, la principal bacteria que genera la propagación de brotes de meningitis[16]. Las tasas de incidencia oscilan entre el 0,2 a 2,4 casos/100.000 habitantes, pero en la zona de mayor expansión de la infección, el llamado “cinturón de la meningitis”, en África, puede atacar a 1.000 de cada 100.000 habitantes durante las epidemias[17].

Es importante resaltar que la meningitis por meningococo es una enfermedad prevenible por vacunación. Hay vacunas conjugadas contra el serotipo C y otras, también conjugadas pero tetravalentes, que cubren contra los serogrupos A, C, W  e Y. Las vacunas conjugadas, a diferencia de las polisacáridas, reducen la portación asintomática y ayudan así a la protección del resto de la población no vacunada (inmunidad de rebaño)[18]. Actualmente, las vacunas conjugadas pueden aplicarse en niños menores de un año y hasta adultos mayores[19] .

[1] Informe vigilancia de enfermedad meningocócica (em), Departamento de epidemiología

Diplas – subsecretaría de salud pública. Disponible en:  http://epi.minsal.cl/epi/html/bolets/reportes/Meningitis/EM_SE152015.pdf

[2] Informe vigilancia de enfermedad meningocócica (em), Departamento de epidemiología

Diplas – subsecretaría de salud pública. Disponible en: http://epi.minsal.cl/epi/html/bolets/reportes/Meningitis/EM_SE522014.pdf

[3] Sociedad Latinoamericana de Medicina del Trabajo, “Recomendaciones para los viajeros Copa América 2015”. En línea, disponible en: http://www.slamviweb.org/es/

[4] Informe vigilancia de enfermedad meningocócica (em), Departamento de epidemiología

Diplas – subsecretaría de salud pública. Disponible en:  http://epi.minsal.cl/epi/html/bolets/reportes/Meningitis/EM_SE152015.pdf

[5] Informe vigilancia de enfermedad meningocócica (em), Departamento de epidemiología

Diplas – subsecretaría de salud pública. Disponible en: http://epi.minsal.cl/epi/html/bolets/reportes/Meningitis/EM_SE522014.pdf

[6] Informe vigilancia de enfermedad meningocócica (em), Departamento de epidemiología

Diplas – subsecretaría de salud pública. Disponible en:  http://epi.minsal.cl/epi/html/bolets/reportes/Meningitis/EM_SE152015.pdf

[7] Íbid.

[8] Íbid.

[9] Lourdes Almeida González, Carlos Franco Paredes, Luis Fernando Pérez, José Ignacio Santos Preciado. Enfermedad por meningococo, Neisseria meningitidis: perspectiva epidemiológica, clínica y preventiva Salud Pública de México, vol. 46, núm. 5, septiembre-octubre, 2004, pp. 438-450,Instituto Nacional de Salud Pública México.

[10] Rev. Chilena Infectol 2012; 29 (6): 587-594 Enfermedad Meningocócica siempre presente, Cambios en los serogrupos en el Cono Sur; López Eduardo Luis; Debbag, Roberto.

[11] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs141/es/

[12] Vaccineinformation.org/meningococal (http://vec.chop.edu/service/vaccine-education-center/a-look-at-each-vaccine/meningococcus-vaccine.html)

[13] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs141/es/

[14] Íbid.

[15] Íbid.

[16] Girard MP, et. Al. Vaccine 2006; 24;4692-4700.

[17] Halperin SA et al, Vaccine, 2011; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22178525

[18] Rev. Chilena Infectol 2012; 29 (6): 587-594 Enfermedad Meningocócica siempre presente, Cambios en los serogrupos en el Cono Sur; López Eduardo Luis; Debbag, Roberto

[19] Meningococal questions and answers; Inmunization Action Coalition; http://www.immunize.org/catg.d/p4210.pdf

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario