5 de diciembre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Basílica será pintada de un color y con una técnica que se asemejará al resto de la nave mayor

Basílica Voto NacionalEl Municipio de Quito aclaró este viernes que no se está pintando la Basílica del Voto Nacional, sino que se realiza una intervención puntual en una zona que no está hecha de piedra como el resto de la nave mayor del templo.

Joffre Echeverría, administrador de la Zona Centro Manuelita Sáenz, dijo que el mantenimiento se realiza en la Capilla Corazón de María, ubicada en el extremo norte, que está construida de mampostería normal y no de piedra.

“Ya se ha hecho este tipo de mantenimiento en otras ocasiones. Llama ahora la atención porque esta pintada con un fondo base claro, pero la próxima semana será pintada de un color y con una técnica que se asemejará al resto de la nave mayor”, señaló el funcionario.

Desde la tarde de ayer, varios quiteños se manifestaron preocupados en redes sociales por el color que estaba tomando la parte norte de la Basílica que no coincide con el color de la piedra característica de esta iglesia.

“Hay que decirle a la ciudadanía que no se preocupe porque la normativa vigente en Quito impide pintar la piedra, además que técnicamente es un procedimiento inadecuado”, señaló Echeverría.

Por su parte, Dora Arízaga, director del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), aclaró que la Capilla está construida con ladrillo, está enlucida y siempre ha tenido pintura.

El IMP realizó un estudio técnico de la situación de la fachada y encontró que, luego de 10 años de no recibir mantenimiento, había partes desprendidas por lo que era necesaria su rehabilitación.

Antecedentes históricos
En lo más alto de la colina de San Juan, sobre el Centro Histórico, se alza este monumental templo neogótico cuya construcción demoró más de un siglo, desde que se resolvió su erección en 1883 hasta terminarlo básicamente en 1988, quedando algunas obras complementarias para los años siguientes.
El proyecto fue contratado en Francia con el arquitecto Emilio Tarlier, quien, inspirado en la catedral de Bourges, realizó los planos entre 1890 y 1896.
La Basílica tiene tres naves, 100 m de longitud y 34 m de ancho, la aguja sobre el crucero se eleva 75 m y los campanarios 78 m. Interiormente llaman la atención los vitrales que contienen escenas de la vida de Cristo en las naves laterales y en la central, así como los retratos de algunos obispos de Quito que se han destacado por su labor.

Adicionalmente tiene una amplia cripta y en el costado oeste del templo se ha construido un «panteón nacional de jefes de estado». La capilla dedicada al Inmaculado Corazón de María, construida detrás de la Basílica, mide 38 m de longitud y llama la atención la calidad de la pintura mural interior.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.