4 de diciembre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Pintura contra incendios es clave en la construcción de edificaciones con estructuras metálicas

PRUEBA cubo 4Actualmente en el mercado ecuatoriano podemos encontrar cientos de pinturas con diferentes características, una de ellas que por sus cualidades se ha convertido en parte fundamental en las nuevas edificaciones es la pintura conocida como retardarte de incendios, Montofoc.

Hoy en día la seguridad forma parte de nuestra cultura y uno de los aspectos de la seguridad en las edificaciones es la protección contra incendios. Los incendios constituyen un importante riesgo para los ocupantes de los edificios, el tener una capa extra de protección puede generar esos minutos extra que significan la diferencia entre la vida y la muerte.

La mayoría de construcciones actuales utilizan estructuras metálicas. El metal al interactuar con el fuego cambia su plasticidad, lo que convierte a la estructura en una que es inestable. A los 500 grados centígrados el acero pierde su resistencia estructural.

MontoFoc, por ejemplo es una pintura intumescente, es decir que por la acción del calor o del fuego se transforma a través de procesos químicos y crea una espuma termoaislante de bajísima conductividad térmica que puede llegar a aumentar 30 veces su espesor original. De esta forma se separa efectivamente el fuego de la estructura, dando a los ocupantes del edifico el tiempo necesario (entre 15 minutos y dos horas), para evacuar la edificación.

La temperatura del fuego puede ir desde los 500 grados centígrados, hasta unos 980 grados centígrados dentro de una edificación. En casos extremos el fuego en una edificación puede llegar a temperaturas mayores a los 800 grados centígrados, pero en este caso las temperaturas normales de los incendios que son mayores a 500 grados centígrados son capaces de convertir el hierro en un material maleable que no tiene ningún tipo de resistencia estructural en una edificación.

Es por esto que se requiere de una protección con una pintura intumescente como Montofoc, ya que protegerá a la estructura durante valiosos minutos, es decir que la estructura se mantendrá en pie por un poco más de tiempo que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte al momento de evacuar una edificación que se incendia.

La cantidad de pintura intumescente que se debe aplicar para proteger las estructuras no es arbitraria, hay normas de seguridad que lo determinan. Es claro que una capa más gruesa proporcionará una protección que durará más durante un incendio (minutos más) pero eso dependerá de la masividad de cada perfil, de la estabilidad al fuego establecida de cada elemento de la estructura, y de las tablas de estabilidad según la homologación de la pintura en base a resultados de laboratorio.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.